Cuba

Cuba pierde oportunidades en ‘momento decisivo’ para desarrollar turismo, opinan expertos

Una turista argentina se retrata en un automóvil clásico en La Habana, en foto de archivo.
Una turista argentina se retrata en un automóvil clásico en La Habana, en foto de archivo. AP

El sector turístico cubano reclama, para su desarrollo y sostenibilidad, profundas transformaciones de modelo que pasan por un “cambio de mentalidad empresarial” y de “estrategia” del gobierno para atraer la inversión extranjera, según The Havana Consulting Group, con sede en Miami.

El “muy lento y limitado” proceso de reestructuración del modelo económico está perjudicando el “auge turístico” que vive la isla, una “oportunidad de oro” que debe aprovechar el gobierno de Cuba, afirmó en un artículo Emilio Morales, presidente de la citada firma, que ayuda a entender el mercado de Cuba y a sus consumidores.

Una revitalización de la industria turística y la economía en general cubana que exige en primer lugar, opinó el experto, un “cambio de mentalidad empresarial por parte del gobierno para superar la burocracia asociada a su economía centralizada”.

Para Morales, la “nueva mentalidad” debe poner el foco en atraer la inversión extranjera, un objetivo que requiere “cambios legislativos profundos que permitan liberar las fuerzas productivas y la libre participación de empresas privadas y conjuntas, cooperativas y todas las formas de propiedad no estatal”.

Esto “ayudaría a descentralizar y agilizar la aprobación de las inversiones y crear un ciclo rápido de generación de riqueza y creación de capital”, precisó el gerente general de este grupo que analiza las oportunidades de negocio en la isla caribeña.

El economista cubano enumeró algunas de las “principales limitaciones” de que adolece la industria turística cubana, entre otras la limitada capacidad de alojamiento, la falta de mantenimiento de las instalaciones existentes, la baja calidad de los servicios y los bajos salarios.

También inciden factores negativos como el “atraso tecnológico, la limitada capacidad de transporte (en aeropuertos, puertos), la escasa variedad de entretenimiento y la alta concentración de capacidad de alojamiento en manos del Estado”, así como la “dualidad monetaria”.

Concluye el experto destacando las “excelentes condiciones geográficas y naturales de Cuba para lograr un desarrollo turístico de primer orden en el Caribe”, que lastra el actual “sistema económico centralizado”.

“El gobierno cubano está en un momento decisivo para hacer cambios y desarrollar la industria turística y la economía nacional”, aseveró.

  Comentarios