Cuba

Cuba tendría 120 inversores para megaproyecto en Mariel

Instalaciones del megaproyecto en el puerto de Mariel en enero del 2014.
Instalaciones del megaproyecto en el puerto de Mariel en enero del 2014. AFP/Getty Images

Cuba habría aprobado 120 proyectos industriales en la Zona de Desarrollo Especial del Mariel (ZEDM), según funcionarios cubanos citados anónimamente por la publicación económica Cuba Standard, con sede en Miami.

Las inversiones están estimadas en mil millones de dólares y algunas obras de construcción comenzarían en el segundo semestre de este año. Entre las empresas interesadas, en su mayoría europeas, chinas, sudcoreanas y vietnamitas, destacan los fabricantes de autos Toyota Motor Corp China, Geely Automotive Holdings y South Korea’s Hyundai Motor Co.

Geely ya había anunciado a fines de 2013 que abriría una planta ensambladora de autos en la isla, pero poco ha trascendido después.

Según el reporte, las autoridades cubanas habrían rechazado 30 proyectos por no tener la escala requerida, pues solo quieren grandes inversiones en la ZEDM. Tampoco aparecen grandes proyectos de Brazil o Rusia en la lista, aunque en febrero, la prensa de Abu Dhabi informó que Rusia estaba buscando socio en ese país para construir un aereopuerto en Cuba y una conexión de ferrocarril que lo conecte con el puerto del Mariel. Moscú planea invertir al menos 200 millones de dólares, según publicó The National.

El artículo de Cuba Standard contrasta con la información pública sobre el tema. Las autoridades cubanas informaron el año pasado que estaban evaluando 23 proyectos inversionistas pero no han reportado su aprobación.

Hasta ahora, solo tres compañías se han referido a acuerdos alcanzados para invertir en el Mariel: la productora de implantes ortopédicos Otto Bock GmbH; una empresa vietnamita, Thai Binh Investment Trading Corp., con planes de construir una planta productora de detergente y pañales desechables, y la firma Richmeat de México. A fines de febrero, el gobierno mexicano comunicó que Richmeat se había convertido “en la primera compañía a nivel internacional en obtener la aprobación de un proyecto de inversión en la zona especial de desarrollo del Mariel en Cuba”.

El megaproyecto del Mariel incluye la construcción de un puerto con la colaboración de la empresa Odebrecht y financiado con $800 millones de dólares de Brasil; una terminal de contenedores, gestionada por la Autoridad Portuaria de Singapur (PSA), y una zona franca para el desarrollo industrial y comercial. Para atraer inversionistas el gobierno cubano ha preparado un paquete de incentivos, entre ellos, sustantivos recortes de impuestos.

La capacidad de atracción de inversiones hacia el país es decisiva, sobre todo después de un reporte de Barclays, en el que esa entidad finciera afirma que Venezuela redujo a la mitad los envíos de crudo a la isla desde mediados del 2014. Tres meses después del anuncio del acercamiento con EEUU, la tendencia de crecimiento del Producto Interno Bruto cubano es negativa, según un reporte de Cuba Standard.

Pero una nueva herramienta de análisis, el Business Confidence Survey confeccionado por esa revista especializada y un equipo de economistas dirigido por Pavel Vidal, encontró optimismo entre quienes siguen el ritmo de la economía cubana.

Al respecto, Vidal, señaló que “el gobierno cubano presentó en la Feria Internacional de La Habana un portafolio de opciones de inversión en diferentes sectores, pero podría anticiparse que la Zona Especial de Desarrollo Mariel y el sector turístico serán los destinos priorizados por los inversionistas extranjeros”.

El director ejecutivo para inversiones en América Latina de Odebrecht, Jorge Barata, comentó a AFP a inicios de marzo que “Brasil vio que Cuba tiene un potencial. Ahora, con esta anunciada apertura de Estados Unidos, eso va a dar una velocidad impresionante”.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter:@ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios