Cuba

Cuba anuncia programa de reparación de viviendas, expertos evalúan daños a la economía

Militares cubanos participan en las labores de limpieza tras el paso del huracán Irma por La Habana.
Militares cubanos participan en las labores de limpieza tras el paso del huracán Irma por La Habana. Xinhua/TNS

Cuba ha anunciado planes para ayudar a la ciudadanía a recuperarse del golpe devastador del huracán Irma sobre su costa norte.

Con la lección aprendida durante la recuperación los huracanes Sandy y Matthew, el gobierno cubano dijo que financiará la mitad del costo delos materiales de construcción para las víctimas de Irma que perdieron sus viviendas o tuvieron daños graves. Pero con una salvedad importante: el Consejo de la Defensa certificará la extensión de los daños y los recursos necesarios para las reparaciones.

Para adquirir los materiales de construcción, los afectados podrán solicitar préstamos a largo plazo y bajo interés, según un aviso publicado en Granma, el periódico del Partido Comunista de Cuba.

En el caso de viviendas que colapsaron o perdieron todo el techo, el gobierno no cobrará intereses en los préstamos. El Consejo de la Defensa también estudiará la entrega de subsidios a damnificados que ganan muy poco dinero para comprar los materiales de construcción. Los que todavía deben dinero de préstamos similares por tormentas anteriores también podrán recibir subsidios.

Cuando el huracán Irma pasó por la isla, desde el extremo este de La Habana hacia el oeste, 10 personas perdieron la vida y muchas viviendas quedaron destruidas o fuertemente dañadas por los fuertes vientos y las inundaciones en la costa. El fin de semana pasado, el gobierno alentó a la población a limpiar las calles y el interior de las viviendas, así como los patios afectados por las inundaciones, para evitar la propagación de enfermedades.

La Agencia Cubana de Noticias reportó el lunes que un contingente de 200 linieros de La Habana se dirigía a la provincia de Villa Clara para ayudar a restablecer el servicio eléctrico. La red eléctrica primaria ya fue restaurada en La Habana y las reparaciones de las redes secundarias está casi terminada, dijo a los reporteros Mercedes López Acera, presidenta del Consejo de la Defensa en La Habana.

Irma no pudo escoger un momento peor para azotar a Cuba, en momentos que se acerca la importante temporada turística de invierno, Venezuela batalla para entregarle petróleo y otros sectores de la economía no funcionan particularmente bien.

Aunque hubo daños particularmente graves en las provincias centrales, donde Irma tocó tierra el 8 de septiembre, autoridades cubanas han subrayado que de una forma u otra, debido a la pérdida de cosechas, los daños a la infraestructura y otros, todo el país ha sido afectado.

“Con el paso del huracán, estoy convencido de que el crecimiento del Producto Interno Bruto será negativo”, dijo el economista Carmelo Mesa-Lago, profesor emérito de la Universidad de Pittsburgh.

La economía cubana creció en 1.1 por ciento, en lo fundamental por la cantidad récord de turistas, durante el primer semestre del año, según el gobierno de la isla. Pero ese crecimiento pudiera resultar negativo para finales de este año, dijo Mesa-Lago.

En el 2008, cuando tres huracanes provocaron daños por valor de $10 millones, los efectos más negativos se sintieron el año siguiente.

“En el 2008 la economía había crecido 4.1 por ciento, y en el 2009 bajó a 1.4 por ciento. Es decir, el costo fue un bajón de 2.7 puntos en el PIB”, dijo Pavel Vidal, economista cubano que es profesor de la Universidad Javeriana en Colombia.

Los desastres como los huracanes pueden tener repercusiones a largo plazo. Las tormentas Ike, Gustav y Paloma, que golpearon a Cuba en el 2008, provocaron aumentos en el precio de los alimentos, problemas de liquidez en los bancos y la desestabilizacion del peso convertible, que se usa para el turismo internacional y por algunas empresas estatales, dijo Vidal.

Los daños causados por Irma, dijo, pueden alimentar la inflación y provocar “complicaciones financieras”.

“Un elemento favorable es que la economía global atraviesa un mejor momento y la economía cubana está más inclinada ahora hacia el sector privado y las cooperativas, y si se le da más libertad, pudieran contribuir más a la recuperación”.

Siga a Mimi Whitefield en Twitter: @HeraldMimi

  Comentarios