Cuba

El Che quería ‘morir como un mártir’, según investigadora franco-argentina

Ernesto “Che” Guevara.
Ernesto “Che” Guevara.

Más allá de la imagen de guerrillero que defiende un ideal, Che Guevara estaba obsesionado con la muerte y la idea del martirio, según la investigadora franco-argentina Marcela Iacub, que estudió la psicología del célebre revolucionario.

Iacub es directora de investigación en el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) y acaba de publicar en francés “Le Che à mort” (El Che a muerte).

PREGUNTA: ¿Por qué el Che pasó a ser una leyenda?

RESPUESTA: “Hay dos leyendas que conciernen el Che: la leyenda castrista y la leyenda ‘crística' en la que se apoya sobre todo el filme hollywoodiense ‘Che' de Steven Soderbergh.

Para muchos, el Che se convirtió en una figura ‘crística' con la foto de su cadáver. Quizás el mito no habría existido sin esta foto tomada horas después de su ejecución por el ejército boliviano y para la cual se preparó su cuerpo (se le cortó el cabello, se inyectó formol en la cara).

Varios fotógrafos llegaron después al lugar donde el cuerpo estaba expuesto. Gracias a la luz de los flashes, los ojos del Che estaban llenos de luz.

El mundo entero vio esa foto perfecta, con la que el Che demostró que era un mártir en el sentido cristiano del término, porque parece haberse entregado a sus verdugos en un estado de satisfacción.

En cambio, las fotos tomadas justo después de su ejecución fueron escondidas durante 20 años. Son horribles y jamás habrían dado lugar a un culto semejante”.

P: ¿Che Guevara es también el símbolo del revolucionario defendiendo un ideal?

R: “En su adolescencia, no era ni comunista, ni estaba comprometido políticamente, pero había decidido morir muy joven, como un mártir, es lo que se puede leer en algunos de sus poemas.

Ya entonces se condenaba a morir como un héroe. En sus ‘Diarios de Motocicleta' (sobre su periplo en América Latina a los 20 años), ya imaginaba su destino.

Para realizar un análisis psicológico del personaje, me basé en sus escritos. Ante todo quería darle la palabra, porque además escribía bien. Creo que inventó su personaje desde su juventud leyendo novelas de aventuras.

Tenía un ideal para si mismo muy elevado, probablemente porque su familia era aristocrática pero había caído en la miseria. Quería salvar la humanidad convirtiéndose en un gran científico cuando era joven. Estudió medicina. Como no tuvo éxito por este camino, trató de liderar una guerra total y definitiva contra el capitalismo… Quería que la humanidad muriera combatiendo, incluso si el combate se saldaba con una derrota”.

P: ¿Qué queda del Che en la actualidad ?

R: “Somos una sociedad más pacifista que en los años 1960-1970: ya no aceptamos la lucha armada como medio para imponer nuestras ideas políticas a diferencia de décadas anteriores.

Lo que persiste es el mito del mártir, la idea de que si mató, exterminó a sus oponentes, fue para evitar cosas más graves. Si no ¿por qué tantos comunistas cayeron en el olvido y él no?

En su relación con la muerte, quizás haya algo en común con la actitud de los yihadistas: el deseo de gloria, la idea de considerarse ya muerto…

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios