Cuba

EEUU no reembolsará pagos de visa y cancelará citas de entrevistas en La Habana

Cubanos que están solicitando visas esperan en un parque cercano a la embajada de Estados Unidos en la Habana, el 2 de octubre del 2017. Los planes de viaje de muchos cubanos han quedado en un limbo por la suspensión de los trámites de visa en la embajada de Estados Unidos en Cuba.
Cubanos que están solicitando visas esperan en un parque cercano a la embajada de Estados Unidos en la Habana, el 2 de octubre del 2017. Los planes de viaje de muchos cubanos han quedado en un limbo por la suspensión de los trámites de visa en la embajada de Estados Unidos en Cuba. AP

Viajar a Estados Unidos se volverá mucho más caro y más difícil para los cubanos.

Los cubanos que quieren solicitar visas de no inmigrante (para visitar a familiares, hacer turismo o negocios, por ejemplo) solo podrán hacerlo en consulados de terceros países. Esa medida incluye a las personas que ya habían iniciado la solicitud e incluso pagado el arancel de la visa.

“La embajada en La Habana cancelará todas las citas de entrevistas para visas de inmigrantes y no inmigrantes que ya estén programadas. Los ciudadanos cubanos, al igual que los ciudadanos de otros países, pueden solicitar visas en cualquier embajada o consulado estadounidense del mundo, pero deberán estar físicamente presentes en ese país”, señala un comunicado del Departamento de Estado obtenido por el Nuevo Herald.

Una vocera del Departamento de Estado explicó que así ha sucedido en países como Venezuela, Rusia e Irán, en los que la reducción del personal o el cierre de embajadas ha obligado a sus ciudadanos a viajar a países vecinos para solicitar visas.

Estados Unidos anunció la semana pasada la suspensión de los trámites de visas en su embajada en La Habana así como la retirada del personal no esencial, como respuesta a los misteriosos ataques que han causado varios problemas de salud a una veintena de diplomáticos.

“El personal que permanece en La Habana llevará a cabo funciones diplomáticas y consulares indispensables, incluida la provisión de asistencia de emergencia a ciudadanos estadounidenses en Cuba. Hemos suspendido la mayoría de los trámites de visas en La Habana”, indicó el comunicado.

El Departamento de Estado no contestó preguntas sobre si la embajada mantiene alguna capacidad para procesar visas en casos de emergencias.

EEUU no reembolsará los aranceles de las visas ($160 para las visas de turismo, negocios o visitas familiares) a quienes ya la habían solicitado pero no habían sido entrevistados aún por un oficial consular. El arancel ya pagado tampoco sirve para solicitar la visa en un consulado de otro país pero dura un año —un pequeño consuelo en caso de que la actual crisis se resuelva en ese periodo y la embajada en La Habana retome la tramitación de visas.

El gobierno estadounidense ordenó retirar el 60 por ciento de su personal de la sede diplomática en La Habana. Adicionalmente, emitirá una alerta recomendando a los estadounidenses no viajar a la isla debido a los ataques. La emisión de visas en L

“Los aranceles de solicitudes de visas únicamente son reembolsables en circunstancias limitadas y no son transferibles a otra embajada/consulado. Sin embargo, el arancel es válido y podrá ser usado para una solicitud de visa durante un año a partir de la fecha de pago”, indicó el Departamento de Estado.

En un comunicado publicado en su página de Facebook, la embajada estadounidense en La Habana informó que estaba “entregando pasaportes, visas y paquetes de viaje que han sido previamente emitidos”.

Todavía quedan temas sin aclarar, sobre todo qué pasará con el programa de reunificación familiar y otras visas para emigrar a Estados Unidos. El tema es más delicado porque los acuerdos migratorios entre ambos países establecen la expedición de un mínimo de 20 mil documentos de inmigración por año. Y el proceso ya era de por si dilatado.

“Mi compañero hace casi 5 años que le hizo la reclamación familiar a su hijo que vive en La Habana, Cuba, y en este año 2017 se recibió un documento del Centro Nacional de Visas con fecha 3 de abril, donde nos decía que en 90 días tendríamos respuesta para su entrevista en la Habana, y hasta el momento siempre lo que dicen es que está en revisión”, comentó Sabina A. Medina en un correo enviado a el Nuevo Herald.

La página de Facebook de la embajada estadounidense en La Habana está inundada de cientos de comentarios de este tipo, que reflejan la angustia de muchos cubanos cuyos casos han quedado en un limbo.

“Madre mía !!!!!! Las personas que tenemos familiares pendientes a entrevistas después de tantos años que culpa tenemos?????? Por Dios está espera no ha sido fácil. Cuando se habla de Visas de Inmigrantes ese proceso no ha sido de un día!!!!! No nos hagan esto por Dios Santo!!!!!!”, escribió Anisley Menéndez.

Las personas que tenemos familiares pendientes a entrevistas después de tantos años que culpa tenemos?????? ...No nos hagan esto por Dios Santo!!!!!!

Anisley Menéndez, en Facebook

Muchos se preguntan cómo será posible viajar a terceros países para solicitar la visa estadounidense, cuando la mayoría de países impone múltiples requisitos para otorgar visados a los cubanos.

“Eso es un descaro porque para pedir visa a cualquier país piden cuenta de banco, propiedades, y además sacar el turno es bien difícil”, comentó Josefa Molejón. Son pocos los países que no exigen visas a los cubanos, la mayoría lejanos y en los que el español no es el idioma oficial. “Son países que están lejos y con otros idiomas, imagínense mi mamá de 85 años, además de los gastos”, añadió Molejón.

La suspensión de la expedición de visados se suma a políticas de inmigración que han restringido la llegada de cubanos a EEUU. Con el fin de la política de “pies secos, pies mojados” en enero —una medida tomada por el expresidente Barack Obama—, los cubanos perdieron el tratamiento de facto como refugiados políticos, cuando llegaban a la frontera sur estadounidense u a otro puerto de entrada a EEUU.

Los cubanos también han recibido la mayor cantidad de visas negadas en todo el mundo en los últimos dos años: el 81 por ciento de las solicitudes en el 2016 fueron denegadas y un 75 por ciento en el 2015.

Sobre las altas tasas de negación de visados, el Departamento de Estado envió esta explicación: “Experimentamos un aumento en la demanda de visas de no inmigrantes después de que Cuba levantara su requisito de permiso de salida en 2013, lo que permitió a muchos cubanos viajar al extranjero por primera vez. Más recientemente, la disminución de las emisiones de visados ​​a los cubanos ha coincidido con un aumento en la validez de la visa para los nacionales cubanos que viajan en condición B-2 de seis meses a cinco años [visas con entradas múltiples]”.

“Los cubanos no necesitan renovar con tanta frecuencia, lo que lleva a una disminución de las emisiones totales”, señala el comunicado. “De hecho, a pesar de la actual tasa de denegación, más cubanos tienen ahora visas de no inmigrante válidas para viajar a los Estados Unidos que nunca antes”.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios