Cuba

Desconcierto entre migrantes cubanos sobre trámites en Colombia

El Departamento de Estado de EEUU anunció que reprogramaría los trámites para el visado de inmigrantes cubanos en su consulado en Bogotá, pero hasta ahora las autoridades migratorias colombianas dicen no tener idea de cómo se van a gestionar los viajes a Colombia.
El Departamento de Estado de EEUU anunció que reprogramaría los trámites para el visado de inmigrantes cubanos en su consulado en Bogotá, pero hasta ahora las autoridades migratorias colombianas dicen no tener idea de cómo se van a gestionar los viajes a Colombia.

Yeni Careaga es una psicóloga cubana que lleva más de 10 años separada de sus padres y su familia.

Formaba parte de los miles de inmigrantes que esperaban la oportunidad de viajar a Estados Unidos a través del Programa de Permiso de Reunificación Familiar Cubano, pero el escándalo de los ataques acústicos y la suspensión de los trámites consulares en la embajada estadounidense en La Habana frustraron sus planes.

“Temíamos que terminaran con el programa de reunificación familiar. Tengo a toda mi familia en Estados Unidos, aquí solo me queda mi esposo y mi niña. Pensé que no volvería a ver a mis padres”, dice al medio digital 14ymedio.


Entre los cubanos que deberán viajar a Colombia se encuentran aquellos que solicitan visas de inmigrante para prometidos, familiares de ciudadanos estadounidenses o las personas que ganaron una de las visas de la llamada “lotería” (visas de diversidad).

Las autoridades de EEUU aún no han aclarado dónde continuarán los trámites para los enrolados en el programa de reunificación familiar para cubanos y el procesamiento de los que solicitan ser considerados refugiados.


Por su parte, un vocero de la Embajada de Colombia en La Habana dijo que hasta el momento no tienen detalles de cómo será el proceso para tramitar visados a Colombia para quienes aspiran a una visa de inmigrante en Estados Unidos.

“Se cree que el gobierno estadounidense citará por escrito con copia a nosotros a las personas que va a atender y el día que lo hará”, explicó el funcionario del consulado colombiano vía correo electrónico.

Careaga, sin embargo, está hecha “un manojo de nervios”.

“Estoy casada y tengo una niña pequeña. Viajar a Colombia no solamente representa un gasto adicional, sino que además nos expone a un país violento, que ha estado inmerso en una guerra civil”, dice.


Para la mujer “es muy duro” tener que viajar a un país extraño y permanecer allí por semanas. El Departamento de Estado ha dicho que en caso de que los trámites se extiendan por más de un mes, los cubanos podrán regresar a la Isla y tramitar su regreso a Colombia.

Algunas organizaciones como la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC) han criticado la decisión del Departamento de Estado, asegurando que los cubanos no tienen los recursos necesarios para solventar los viajes. La FDHC también ha propuesto que las entrevistas previamente pactadas sean realizadas por Skipe o en la Base Naval de Guantánamo o se les devuelva el dinero a las personas que ya habían pagado el arancel de $160.

“Lo que está aquí en juego es si se alimenta o no a la máquina de ruido castrista. Estados Unidos debe hacer un esfuerzo para que los cubanos vean claramente que Washington no desea convertirlos en un daño colateral de este conflicto”, dijo la FDHC en un editorial este lunes.

Los acuerdos migratorios con la isla obligan a Washington a conceder al menos 20,000 visas anuales a cubanos. El Departamento de Estado anunció que las visas de no inmigrante se podrán solicitar en cualquier sede diplomática de EEUU en el extranjero siempre que el interesado esté presente en ese país, pero no las de inmigrante, que solo se tramitarán en Bogotá.

Un viaje entre La Habana y Bogotá a través de la aerolínea Cubana de Aviación tiene un costo aproximado de $325 por persona, un precio prohibitivo para la mayoría de los cubanos que tienen un salario medio oficial de casi $30, según datos gubernamentales.

“Llevo muchos años esperando por una fecha, por una cita para poder hacer la entrevista que es el último paso de un largo camino para encontrarme con mis padres. He llamado dos veces a la embajada de Colombia en Cuba y todavía no tienen ni idea de cuándo va a comenzar el proceso”, dice Careaga.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia no respondió una solicitud de este medio para aclarar el asunto de los visados a la isla.

Colombia pide a todo el portador de un pasaporte cubano visado para entrar a su territorio e incluso para hacer escalas durante un viaje. “En 2014 un grupo de cubanos se quedó en el aeropuerto de El Dorado y comenzó una protesta pidiendo asilo político. A partir de entonces las cosas se endurecieron para los viajeros procedentes de Cuba”, dijo vía telefónica un funcionario de Migración Colombia bajo condición de anonimato.

Una opción para que los potenciales migrantes puedan viajar a Bogotá es el visado turístico (visa TP11). Para obtenerla los interesados tienen que presentarse en el consulado de Colombia en La Habana llevando consigo una fotocopia del pasaporte, así como un resumen de la cuenta bancaria de los últimos tres meses con al menos cinco salarios mínimos de Colombia (unos 1,250 dólares en total) o una carta de un peticionario en Colombia que solvente sus gastos.

Migración Colombia también pide que los solicitantes de visa ingresen en un portal y adjunten la documentación en formato pdf. Es imprescindible que sean presentados los boletos aéreos para entrar y salir del país. En caso de que la visa sea concedida deberán pagar $82.

“Desde el anuncio del cambio de los trámites a Bogotá he estado haciendo llamadas al consulado, pero nadie sabe nada. Espero que acaben con esta situación pronto”, explica Careaga.

Siga a Mario J. Pentón en Twitter: @mariojose_cuba.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios