Cuba

Oposición firma acuerdo para transición en Cuba

Juan Carlos González Leiva (izq.), Lincoln Díaz-Balart y Luis García Pérez “Antúnez”, el jueves en Ciudad de Panamá.
Juan Carlos González Leiva (izq.), Lincoln Díaz-Balart y Luis García Pérez “Antúnez”, el jueves en Ciudad de Panamá. Miami

Miembros del la oposición cubana en el exilio dentro y fuera de la isla firmaron el Acuerdo por la Democracia en Cuba, una plataforma conjunta para la transición en Cuba en un evento el jueves en el marco de la VII Cumbre de las Américas.

Entre los diez puntos del acuerdo (Link del acuerdo), firmado por varias organizaciones y activistas se incluyen elecciones libres y secretas, una amnistía general para la liberación de todos los presos políticos, el reconocimiento de las libertades de expresión, de prensa y de asociación y la legalización de partidos políticos, entre otros.

“Constará ante la historia que un grupo pequeño de cubanos pudimos reunirnos en Panamá, ante la infamia de la violación del derecho interamericano comenzando por la Carta de la OEA, para reiterar que pese a la falta de solidaridad internacional, el pueblo cubano merece ser libre y va a ser libre”, destacó el ex congresista Lincoln Díaz-Balart

“El gobierno de Cuba ya no gobierna”, dijo el activista Juan Carlos González Leiva, quien denunció una situación de “miseria” en la isla.

Entre los firmantes se encuentran los opositores de la isla Jorge Luis García Pérez “Antúnez”, Juan Carlos González Leiva, Yris Pérez Aguilera, Rolando Rodríguez Lobaina, Leticia Ramos Herrería y Mario Félix Lleonart, junto a miembros del exilio como Sylvia Iriondo, presidenta de MAR por Cuba, Rogelio Matos y Orlando Gutiérrez-Boronat.

Varios de estos activistas fueron agredidos físicamente el miércoles cuando realizaban un acto en las inmediaciones de la embajada cubana en Panamá. Como resultado, Gutiérrez sufrió una lesión en la rodilla, Aguilera en el tobillo y Herrería presenta problemas en el cuello.

Los activistas estuvieron retenidos por varias horas en distintas estaciones de policía. Políticos estadounidenses se comunicaron directamente con las autoridades panameñas para lograr su liberación. Algunas fuentes señalan que cuatro de los agresores pudieran haber sido arrestados, pero las autoridades panameñas no han confirmado esta información.

“Estoy un poco adolorido por los golpes de ayer”, dijo Antúnez. El activista se refirió a la existencia de presos políticos en la isla. Por su parte Herrería, representante de las Damas de Blanco en Matanzas, habló de la marginación de personas que viven en “pésimas condiciones” en el interior del país. “A pesar de los golpes, esto no nos amedrenta y seguiremos luchando en las calles”, afirmó.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler también demandó que el gobierno cubano haga elecciones libres, la libertad para los presos políticos y la ratificación de varios pactos de la ONU.

“Pongan mucha atención porque sabemos el riesgo que corremos al regresar a la isla”, pidió Pérez a la prensa asistente, al referirse a los golpes que recibió. Guillermo Fariñas criticó la “prepotencia” de miembros de la delegación cubana, supuestos diplomáticos y otros grupos “solidarios” que golpearon y acosaron a los activistas incluso ante las cámaras de la prensa internacional. “No somos mercenarios, somos patriotas pro-democráticos”, afirmó.

Marie Harf, vocera del Departamento de Estado, dijo que el secretario John Ferry se reuniría la noche del jueves con Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de relaciones exteriores de Cuba, en Ciudad de Panamá.

El siguiente texto se le atribuye a la portavoz Marie Harf:

Estamos sumamente preocupados por los reportes de ataques a representantes de la la sociedad civil en Panamá que asisten a la Cumbre de las Américas para ejercer su libertad de expresión, así como también nos preocupa el acoso a los que participan en el Foro de la Sociedad Civil del magno evento.

Condenamos a los que usan la violencia contra manifestantes pacíficos.

La Cumbre de las Américas es una oportunidad para que los líderes de la sociedad civil de todo el continente discutan entre sí y con otros gobernantes sus ideas para enfrentar los retos de la región.

Agradecemos el trabajo y los esfuerzos del gobierno panameño como anfitrión para asegurar la seguridad de todos los participantes, y aplaudimos los sentimientos del presidente Varela y de la vicepresidenta St. Malo de que la Cumbre es una momento para la tolerancia de todas las tendencias en una democracia.

Cordialmente,

Oficina de Prensa del Departamento de Estado

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios