Cuba

19 viajeros estadounidenses reportan síntomas de ataques en Cuba

Lo que los estadounidenses oyeron durante los ataques en Cuba

La agencia AP obtuvo una grabación de lo que algunos empleados de la embajada de Estados Unidos oyeron en La Habana al ser atacados por lo que los investigadores creyeron inicialmente que era un arma sónica. AP
Up Next
La agencia AP obtuvo una grabación de lo que algunos empleados de la embajada de Estados Unidos oyeron en La Habana al ser atacados por lo que los investigadores creyeron inicialmente que era un arma sónica. AP

Diecinueve ciudadanos estadounidenses han reportado síntomas similares a los que sufrieron diplomáticos de Estados Unidos que han sido identificados como víctimas de un posible ataque en Cuba.

“Desde el 29 de septiembre, el Departamento de Estado ha sido contactado por 19 ciudadanos de los Estados Unidos que informaron que experimentaron síntomas similares a los enumerados en la advertencia de viaje después de visitar Cuba”, comunicó una vocera del Buró para Asuntos del Hemisferio Occidental de esa agencia a el Nuevo Herald.

“Continuamos instando a los ciudadanos de los EEUU a reconsiderar su viaje a Cuba”, agregó.

A fines de septiembre, el Departamento de Estado emitió una advertencia de viaje aconsejando a los estadounidenses que no viajaran a Cuba porque podrían ser víctimas de los misteriosos ataques sufridos por diplomáticos y sus familiares mientras se encontraban en La Habana. También retiró a la mayor parte de su personal de la embajada en la capital cubana.

Entre los síntomas descritos en la advertencia de viaje se encuentran: “problemas de oído y pérdida de audición, mareos, dolor de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y dificultad para dormir”.

En enero, el Departamento de Estado suavizó los términos y ahora recomienda “reconsiderar” el viaje a Cuba. Sin embargo, funcionarios de esa agencia subrayaron que la situación en la isla no había cambiado y que su mensaje a los estadounidenses tampoco. La lista de posibles síntomas se mantuvo sin alteraciones.

“Debido a que la seguridad de nuestro personal está en riesgo, y no podemos identificar el origen de los ataques, creemos que los ciudadanos estadounidenses también pueden estar en riesgo”, indica la más reciente advertencia de viaje. “Han ocurrido ataques en residencias de diplomáticos estadounidenses y en el Hotel Nacional y el Hotel Capri en La Habana”, agrega el mensaje.

El Departamento de Estado no dijo si los ciudadanos estadounidenses reportaron haber escuchado ruidos extraños —como lo hicieron algunas de las 24 víctimas hasta ahora confirmadas— ni si se habrían alojado en los hoteles Nacional o Capri. Tampoco aclaró si los médicos y los investigadores del gobierno de EEUU habrían podido determinar si estos viajeros habrían sufrido el mismo tipo de ataque que los diplomáticos.

“No estamos en posición de evaluar médicamente ni brindar asesoramiento médico individual”, respondió la vocera del Departamento de Estado. “Sin embargo, instamos a los ciudadanos estadounidenses que viajan a Cuba y que están preocupados por sus síntomas a que busquen atención médica”.

La vocera dijo que EEUU aún no tiene “respuestas definitivas” sobre estos ataques y que la investigación continuaba. El gobierno, sin embargo, ha aprovechado varias reuniones bilaterales que sostuvo en Washington con representantes del gobierno cubano este mes para tratar el tema y “recordar al gobierno cubano de sus obligaciones bajo la Convención de Viena de tomar todas las medidas necesarias para proteger a nuestros diplomáticos”.

El gobierno cubano, que ha negado enfáticamente cualquier responsabilidad o incluso que los ataques hubieran ocurrido, está intentando contrarrestar la alerta de viaje con su propio mensaje. En un evento titulado CubaMediaDay este lunes en La Habana, representantes de agencias de viajes en EEUU reiteraron ante prensa extranjera invitada que Cuba “es uno de los destinos turísticos más seguros del mundo”.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios