Cuba

Aumentan en 2,862% las solicitudes de asilo de cubanos en Chile

Decenas de cubanos muestran sus pasaportes tras la crisis desatada con el fin de la política de "pies secos/pies mojados".
Decenas de cubanos muestran sus pasaportes tras la crisis desatada con el fin de la política de "pies secos/pies mojados". Cortesía

Las solicitudes de cubanos que piden refugio en Chile aumentaron 2,862 por ciento en el 2017, según estadísticas facilitadas a este diario por el Ministerio del Interior y de Seguridad Pública chileno. La cifra de cubanos que cruzaron la frontera terrestre del país austral se situó en 1,603 personas, en comparación con 56 en el 2016.

“Cada día los oficiales de migración recogen entre 15 y 30 pasaportes para procesar las solicitudes de refugio. Se arman tremendas colas en la frontera”, dice José Yans Pérez, un cubano que formaba parte del grupo de los balseros que ocuparon un faro en el sur de Florida en mayo del 2016 y posteriormente fueron devueltos a la isla. Tras viajar a Guyana, en un segundo intento de escapar del país, atravesó la selva amazónica y Perú para llegar a Chile.

La ruta por estos países es “muy compleja y difícil”, explica Pérez, quien después de varios meses de trabajo logró sacar a su mujer de Cuba a través de la misma ruta. En la isla quedaron sus dos hijos pequeños. “El mayor problema es que los documentos demoran mucho. Llegué en septiembre a Chile y todavía estoy esperando mi visa” dice el migrante.

Chile se ha convertido en un imán los inmigrantes por su próspera economía. Muchos médicos y especialistas de la salud cubanos emigraron a Chile en los últimos años por las facilidades que brinda para revalidar los títulos universitarios.

Tras el fin de la política “pies secos, pies mojados”, anunciada en enero de 2017, miles de cubanos que quería irse a vivir a Estados Unidos tomaron rumbo al sur. Países como Uruguay, Argentina, Chile y Brasil han reportado un aumento significativo en la cantidad de cubanos que llegan a sus fronteras. Sólo en Uruguay, en los últimos dos años han llegado 6,350, según datos oficiales citados por la prensa local.

Las estadísticas del gobierno chileno dan cuenta de un aumento del 77 por ciento en la cantidad de permisos de residencia permanente otorgados a cubanos entre el 2014 y el 2015. De 288 permisos otorgados en el 2014, la cifra aumentó a 509 en el 2015. Entre el 2005 y el 2016, Chile entregó 3,865 permisos de residencia permanente a cubanos, según cifras oficiales.

Según la ley chilena, las personas que puedan demostrar ser perseguidos por motivos de religión, raza, opiniones políticas o etnia pueden cumplir los requisitos para obtener refugio en el país. Sin embargo, para Rodolfo Noriega, abogado peruano y dirigente de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, la situación de los cubanos es un tanto diferente.

“Muchos cubanos piden refugio como una forma de sortear los controles migratorios de ingreso en la frontera terrestre”, explica Noriega por teléfono desde Santiago de Chile.

Una vez en el país, los solicitantes de refugio tienen que pasar por varias entrevistas para formalizar el trámite. El gobierno chileno les ofrece una visa temporal de ocho meses que se prorroga hasta que las autoridades decidan si son reconocidos o no como refugiados. Con esta visa pueden trabajar y vivir legalmente, aunque el proceso tarda años, según Noriega.

“Si tú para obtener el estatus de refugiado alegas que tu país, en este caso Cuba, te persigue, es absurdo que el solicitante retorne a Cuba”, dice Noriega, quien teme que muchos de los solicitantes cubanos estén atrapados por esa solicitud de refugio en caso que decidan volver, aunque sea de vacaciones, a la isla.

“Muchos profesionales cubanos intentan, después que tienen un trabajo y su título legalizado en Chile, cambiar su estatus migratorio y se encuentran con que si renuncian a su solicitud de refugio inmediatamente pasan a la situación previa, es decir, sin documentos”, explica el abogado.

La Coordinadora Nacional de Inmigrantes es una organización que agrupa a más de 70 movimientos para la defensa de los intereses de los migrantes en Chile. Actualmente está presionando al gobierno para dar una salida a más de 200,000 inmigrantes irregulares que están en el país. El movimiento que lidera Noriega ha convocado una marcha este domingo para reclamar un procedimiento extraordinario para la regularización de todos los extranjeros que están en el país.

“Esto no es como lo pintan”, dice Marelys Hernán, una cubana que llegó a Chile después de pasar semanas varada en Turbo, Colombia, en un intento truncado de irse por avión a Estados Unidos.

“El cubano piensa que como cerraron en Estados Unidos este es el segundo paraíso. Están llegando en manadas y con una pésima actitud, groseramente. Creen que tienen derecho a recibir ayuda y a exigir refugio, pero eso no es así”, lamenta.

“Conozco a muchos cubanos que están en la calle y en albergues de beneficencia porque el gobierno chileno no ayuda”, explica.

En su nueva vida en Chile ha tenido que compartir la suerte de miles de venezolanos y haitianos que ven en este país una segunda oportunidad para recomenzar sus vidas. “Esto es duro, sinceramente, pero salimos en busca de un sueño y lo vamos a conquistar”, dice con esperanza.

Siga a Mario J. Pentón en Twitter: @mariojose_cuba

Este artículo forma es de un convenio entre el diario cubano 14ymedio y el Nuevo Herald.

  Comentarios