Cuba

Castro y Bouteflika examinan las vías para impulsar la relación comercial

/

El gobernante de Cuba, Raúl Castro (izq.), es recibido por el presidente del Senado de Algeria, Abdelkader Bensalah, el domingo.
El gobernante de Cuba, Raúl Castro (izq.), es recibido por el presidente del Senado de Algeria, Abdelkader Bensalah, el domingo. AP

El presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, y el gobernante de Cuba, Raúl Castro, examinaron hoy en Argel las vías para ampliar los estrechos lazos políticos y comerciales que unen a ambas naciones, en el marco de una visita oficial del mandatario cubano.

Sobre la visita apenas ha transcendido información más allá de los escuetos comunicados de la Presidencia de Argelia, país cuya principal actividad económica es la exportación de petróleo y gas.

Tampoco ha habido actos oficiales ni rueda de prensa de Castro y Bouteflika, cuyo delicado estado de salud hace escasas sus apariciones públicas.

Según un comunicado de la Presidencia argelina, el encuentro entre ambos tuvo lugar en la denominada “Residencia de Estado” y durante el mismo los dos mandatarios “intercambiaron opiniones sobre la situación en el terreno internacional, y en particular sobre África, el mundo árabe y la región de América”.

A la reunión asistieron el presidente del Senado argelino, Abdelkader Bensalah, el primer ministro, Abdelmalek Selal, y el director del gabinete de la Presidencia, Ahmed Uyahia, junto a otros miembros del Gobierno.

Por parte cubana, acompañaron a Castro el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas Ruiz, y el ministro de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla.

La delegación que viaja con el mandatario la completan el general Leopoldo Cintra Frías, ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, y Raúl Barzaga, embajador de Cuba en el país norteafricano.

Castro inició el domingo su tercera visita oficial a Argelia con el objetivo declarado de promover las relaciones políticas y comerciales con este país, principal exportador de crudo del norte de África.

El mandatario cubano se reunió hoy con el primer ministro argelino, Abdelmalek Selal, con quien estudió las vías para afianzar las relaciones políticas e impulsar el comercio bilateral, informaron fuente oficiales.

En está reunión se dio un repaso a la situación internacional y regional, y a los desafíos que ambas presentan, según las mismas fuentes.

A este encuentro asistieron los ministros argelinos de Exteriores, Ramtan Lamamra, y de Salud, Abdelmalek Budiaf, informó la agencia oficial de noticias local APS.

La misma fuente también informó de que el general, Ahmed Gaid Salah, viceministro de Defensa y jefe del Estado Mayor del Ejército argelino, se reunió con el general Frías.

El domingo, el viceministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Antonio Carricarte, anunció que Cuba y Argelia habían acordado ampliar su cooperación en los sectores de la medicina y la industria farmacéutica, y en particular en la biotecnología.

En declaraciones difundidas por la agencia oficial de noticias APS, Carricarte admitió que “el intercambio comercial en el ámbito farmacéutico no ha alcanzado el nivel deseado” por lo que “hemos convenido impulsarlo en los próximos años”.

La cooperación argelino-cubana “abarca varios aspectos en el ámbito de la salud, entre ellos la cirugía ocular, la oncología y la salud materno-infantil”, agregó el viceministro antes de anunciar que su país participará en el Salón Internacional de farmacia y parafarmacia previsto este mes en Argel.

Esta es la tercera visita de Castro a Argelia tras las efectuadas en febrero y julio de 2009 y responde a una invitación directa del presidente argelino, Abdelaziz Buteflika.

Se inscribe asimismo en la gestión iniciada por los dos países con el fin de promover sus “históricas” relaciones, establecidas hace más de medio siglo.

La visita se produce apenas cuatro meses después de que se celebrara en La Habana la XIX sesión del Comité Conjunto Bilateral, en el que se actualizaron los protocolos para la cooperación y la inversión mutua.

Ambos Gobiernos se han declarado comprometidos a continuar sus esfuerzos para impulsar esa colaboración más allá de los campos tradicionales y abrirla a otros ámbitos, tanto económicos como políticos, ya que “comparten las mismas posiciones sobre cuestiones internacionales”.

  Comentarios