Cuba

Muere en París el poeta y dramaturgo cubano José Triana

El poeta y dramaturgo cubano José Triana, en una imagen del 12 de enero de 2012.
El poeta y dramaturgo cubano José Triana, en una imagen del 12 de enero de 2012. Archivo/el Nuevo Herald

El poeta y dramaturgo cubano José Triana falleció este domingo en un hospital de la ciudad de París.

Triana, que había cumplido 87 años hace dos meses, venía sufriendo de varias complicaciones de salud por lo que debió ser trasladado al centro médico Jeanne Garnier, donde murió.

El escritor cubano nació en 1931 en Hatuey, provincia de Camagüey, y empezó a escribir poesía con tan solo 10 años, de acuerdo con la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Tras una breve estancia en Miami y Nueva York, debido a que su hermana mayor era perseguida por las fuerzas de Fulgencio Batista, Triana y su familia se instalan en Madrid en 1955.

Es allí donde él da sus primeros pasos en el mundo del teatro: actuó en la obra Los siervos, dirigida por Aitor de Goiricelaya y José Moraleda; escribió su primera obra El Mayor General hablará de Teogonía y publicó sus primeros poemas en la revista Ciclón.

Tras el triunfo de la revolución cubana en enero de 1959, Triana y su familia regresan a la isla y el escritor “se impone como uno de los emergentes representantes de la modernidad teatral cubana”, según la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

2- José Triana, 2015. © William Navarrete.JPG
cortesía William Navarrete

Pero desde 1969 inicia el descontento de Triana con la revolución, por lo que en 1980 se exilia en Francia con su esposa, Chantal Dumaine.

“Siempre fui escéptico, desde el principio”, aseguró Triana en una entrevista a el Nuevo Herald en 2012. “Yo había vivido en España, y yo sabía, después [de experimentar] el franquismo, que vivía la misma imagen, y se lo dije a mi padre, ‘papá, hemos caído en el franquismo, esto no es para nada revolución, ni transformación de la sociedad, esto es reafirmación de una cosa que se llama militarismo, esto es un juego militar, no es un juego republicano, no tiene nada de democrático’. Mi padre me insultó, estaba frenético contra mí”.

En esa entrevista, Triana dijo que consideraba un “privilegio que sea montado por los belgas, checos, húngaros, españoles, mexicanos, argentinos, aquí en Miami o en Nueva York, pero el centro mío está en Cuba”.

“Aquí ustedes me pueden ver como el cubano francés que vino a Miami, el pobre muchacho de Hatuey que después creció en Bayamo, hizo esto y lo otro, pero que está en su familia, porque está en el centro de su propio país”, agregó.

Le sobreviven su esposa Chantal Dumaine y sus dos hermanas: Gladys, artista plástica que reside en Nueva York, y Lyda, que vive en Madrid.

  Comentarios