Cuba

Arrestan a uno de los hombres que trajo a Puig a EEUU

Yasiel Puig en un juego contra los Diamondbacks de Arizona, el pasado 26 de agosto en Phoenix.
Yasiel Puig en un juego contra los Diamondbacks de Arizona, el pasado 26 de agosto en Phoenix. AP

Mientras Yasiel Puig brilla en la otra costa del país con los Dodgers de Los Angeles, uno de los individuos implicados en su fuga hacia Estados Unidos está a punto de iniciar otro juego muy diferente y más oscuro en Miami-Dade.

El Departamento de Investigaciones de la Agencia de Seguridad Nacional confirmó el arresto de una persona vinculada al caso en torno al pelotero de Grandes Ligas, en lo que pudiera ser la punta de una operación más extensa contra el tráfico humano y, en especial, de peloteros cubanos.

“Hay una persona arrestada, pero no podemos revelar su nombre ni dar más información porque la investigación está abierta”, expresó Néstor Iglesias, vocero de esa agencia federal. “Este jueves esa persona se presentará frente a un juez y entonces se sabrá un poco más”.

Sin embargo, una fuente muy cercana al caso reveló que podría tratarse de Gilberto Suárez, uno de los encargados de preparar la salida de Puig y otros tres acompañantes desde México hacia Estados Unidos.

Suárez es uno de los personajes que, de acuerdo con varios reportes y testimonios, habría facilitado fondos y medios junto con Alberto Fariñas, Marcos González y Raúl Pacheco, para traer a Puig, quien eventualmente firmaría un pacto de $42 millones con los Dodgers.

“Este debe ser el primero de varios arrestos y esperamos que se llegue al fondo de todo esto, donde contrabandistas y contrabandeados se unen en el mismo crimen”, indicó el abogado Avelino González, quien ha presentado una demanda contra Puig a favor de Miguel Angel Corbacho Daudinot. “Este es un mundo turbio del que no sale limpio nadie”.

Puig podría ir a juicio en noviembre del 2015 si se le da curso legal a esta demanda sustentada bajo el amparo de la Ley de Protección a las Víctimas de la Tortura, que respalda a ciudadanos y residentes estadounidenses que hayan sufrido vejámenes de cualquier tipo en terceros países.

Corbacho Daudinot, quien cumple siete años en una cárcel cubana debido a una supuesta declaración oficial de Puig en un juzgado de la isla por un caso de tráfico humano, busca $12 millones en compensación por daños y perjuicios.

De acuerdo con una declaración jurada del ex boxeador Yunior Despaigne -quien vino en la travesía con el pelotero y fue pieza fundamental para la fuga-, Suárez y los otros individuos se encargaron de burlar la vigilancia de los lancheros que sacaron a Puig de la isla.

Según Despaigne, Suárez resultó una pieza fundamental cuando los lancheros comenzaron a amenazarlos si no pagaban –unos $400,000 y ya con Puig firmado por los Dodgers- por los servicios y el riesgo de sacarlos en abril del 2012 por la costa sur de la provincia de Matanzas hasta Islas Mujeres.

Cuando un individuo a punta de pistola enviado por uno de los traficantes conocido bajo el nombre de Leo encaró a Despaigne, este concertó una reunión con Suárez, quien les dijo a él y a Puig que no se preocuparan, porque lo iba a “neutralizar’’.

“Un mes después Suárez me preguntó si quería pruebas de que se había ocupado del problema, y cuando le dije que sí me indicó que buscara en la internet el nombre de Yandris León, que era el nombre completo de Leo, para que viera lo que le había sucedido”, relató Despaigne en su declaración. “Cuando busqué su nombre encontré varios artículos reportando la muerte a balazos de Leo en Cancún”.

La figura de Suárez es muy controversial y solo se sabe que tuvo bajo su nombre una empresa llamada Sports Management, además que recibió un porcentaje del contrato de Puig, todo de acuerdo con la declaración de Despaigne.

“Yo no tengo por qué mentir. Por convencer a Puig y estar a su lado en todo momento a mí se me prometieron $250,000, pero solo me pagaron $95,000 y a cuentagotas’”, comentó Despaigne en entrevista reciente con el Nuevo Herald. “Pero Pacheco y todos los demás involucrados estimo que recibieron cerca de un 15 por ciento del contrato de $42 millones que le ofrecieron los Dodgers. Si no me equivoco entre $4 y $5 millones”.

Todo parece indicar que existe un esfuerzo sostenido por parte de las autoridades federales de investigar a fondo todo lo relacionado con la fuga de peloteros cubanos con el interés de lucrar con sus contratos de Grandes Ligas.

A fines de agosto, Eliezer Lazo, de 41 años, se declaró culpable en un tribunal federal de Miami de haber encabezado una organización dedicada a la trata de personas de origen cubano, entre ellos el jugador cubano de los Rangers de Texas, Leonys Martín.

Lazo, también acusado de extorsión, ya cumple una sentencia de cinco años de cárcel por lavado de dinero en un caso de fraude al programa gubernamental Medicare, y ahora enfrenta hasta 20 años más tras las rejas.

De acuerdo con documentos de la corte, Lazo contrabandeaba cubanos por mar hacia México, donde permanecían detenidos hasta que se pagara un rescate que podía elevarse hasta $10,000 por persona, aunque en el caso de futuras estrellas como Martín podían ser sumas muy superiores.

“Ya sea Gilberto Suárez u otra persona, lo importante es que ha comenzado una fase muy importante de la investigación federal’’, agregó el abogado González. “Muy pronto sabremos más detalles de un capítulo muy oscuro”.

  Comentarios