Cuba

Francia, una presencia discreta en Cuba

Francia, décimo socio económico de Cuba, mantiene relaciones sostenidas con la isla, aunque su presencia está lejos de poder rivalizar con la de Venezuela o China, países cercanos al régimen cubano.

En 2013, Francia mantuvo un comercio con la isla de 278 millones de euros, pero ese intercambio apenas alcanzó 180 millones en 2014.

Esa baja se debió fundamentalmente a la caída de las importaciones cubanas de cereales y a la suspensión temporal de una línea de crédito otorgada por la Compañía Francesa de Seguros para el Comercio Exterior (Coface), según la embajada de Francia en La Habana.

El ron representa casi la mitad de las exportaciones cubanas a Francia, que vende principalmente a Cuba trigo, productos agroquímicos y equipos de transporte.

Unas 60 empresas francesas operan en la isla, sobre todo a través de asociaciones con entidades estatales cubanas.

Trece compañías están establecidas como empresas mixtas o con contrato de asociación y 20 como sucursales. Éstas representan sectores claves de la economía local (agroalimentario, turismo, navegación, construcción, energía, equipamiento industrial y transporte).

Entre las principales empresas francesas asentadas en Cuba están la compañía de construcción y servicios Bouygues, Pernod-Ricard (principal inversor francés en la empresa mixta Havana Club Internacional), la aerolínea Air France y la petrolera Total.

Francia es el cuarto mayor inversionista en la isla, después de España, Canadá e Italia.

Por otra parte, París tiene alrededor de un tercio de la deuda cubana, de entre 15,000 y 16,000 millones de dólares, con el Club de París.

En Cuba, la cifra de expatriados galos es reducida. En abril, había 696 franceses instalados, de los cuales menos del 30% eran binacionales.

En materia de turismo, el número de franceses que visita Cuba cada año está creciendo (+14% entre enero de 2014 y enero de 2015) y los ciudadanos de ese país ocupan el quinto lugar entre los visitantes más asiduos.

Pero, con un poco más de 100,000 visitantes anuales, los franceses están muy lejos detrás los canadienses, que representan más de un tercio de los tres millones de turistas que arriban a la isla cada año.

Las dos Alianza Francesa de La Habana y Santiago de Cuba (sureste), únicos centros culturales extranjeros autorizados en la isla, cuentan actualmente con varios miles de estudiantes.

  Comentarios