Cuba

Se repite la historia: Artistas que iban a La Habana son detenidos y devueltos a Miami

La artista y profesora Coco Fusco fue detenida en el aeropuerto de La Habana y obligada a regresar a Miami. Se proponía asistir a la Bienal de arte alternativa que se celebra en la capital cubana.
La artista y profesora Coco Fusco fue detenida en el aeropuerto de La Habana y obligada a regresar a Miami. Se proponía asistir a la Bienal de arte alternativa que se celebra en la capital cubana. Coco Fusco

La detención de cubanoamericanos en los aeropuertos de Cuba por varias horas y su regreso forzado a Estados Unidos se está convirtiendo en la norma. Los casos más recientes son los de los artistas Coco Fusco y Gean Moreno, que planeaban asistir a la Bienal de arte alternativa que se celebra en La Habana desde el 5 de mayo.

La semana pasada, fue noticia el viaje frustrado a Cuba de la periodista Arlena Amaro, presentadora de noticias de la cadena Telemundo en San Antonio, Texas. Amaro planeaba visitar a su familia, pero no pudo salir del aeropuerto de Santa Clara. Un agente de inmigración le dijo que no se le permitía entrar al país, y unas horas más tarde tuvo que regresar a Miami en el mismo avión en que había llegado.

El 3 de mayo, Coco Fusco, artista y profesora de la Universidad de la Florida, no pudo pasar del puesto de Inmigración en el aeropuerto de La Habana. Al día siguiente, Gean Moreno, artista y curador del Instituto de Arte Contemporáneo de Miami (ICA), llegó hasta el carrusel del equipaje, pero no pudo recogerlo. Algo llamó la atención de las autoridades, que lo detuvieron y lo interrogaron durante 10 horas antes de obligarlo a regresar a Miami.

Moreno llevaba en la maleta una obra del artista Ernesto Oroza, que también reside en Miami, y panfletos informativos con el logo de la #00Bienal. Las autoridades cubanas se los confiscaron.

"Cuando vieron el logo de la #00Bienal se pusieron histéricos y empezaron a recitar artículos del Código Penal que tenían que ver con 'propaganda enemiga'", cuenta Fusco al referirse al incidente con Moreno. Según las leyes cubanas, ese delito puede ser penado hasta con 15 años de cárcel.

bienalgeanmoreno.jpg
El artista y curador Gean Moreno fue retenido e interrogado en el Aeropuerto de La Habana 10 horas. Moreno llevaba una obra de arte de Ernesto Oroza y panfletos informativos sobre la Bienal alternativa, que le confiscaron.

La detención de Fusco en el aeropuerto de La Habana, que comenzó como una lección de un agente de inmigración a una empleada que estaban entrenando, culminó con el regreso obligatorio a Miami de la artista.

"Él le dice [a la empleada] que la pantalla de la computadora indica 'circulación controlada', refiriéndose a mí", cuenta Fusco. "Cuando ve que yo lo oigo, me mandan a sentar. Más tarde sale un funcionario y me dice que no podía entrar al país, que tengo que volver en el próximo vuelo"

Cuando Fusco pidió una explicación, recibió un "No tenemos respuesta", similar al que le dieron a la periodista Arlena Amaro.

La académica, nacida en Estados Unidos de padres cubanos, viaja con frecuencia a Cuba desde hace 34 años, y nunca había sido detenida en el aeropuerto de La Habana hasta el año pasado. Entonces le preguntaron si tenía intenciones de visitar a Tania Bruguera.

La artista cubana Tania Bruguera busca apoyo para fundar un instituto en donde artistas cubanos e internacionales se reúnan para fomentar el arte, el activismo y la alfabetización cívica. El Instituto de Artivismo Hannah Arendt estará ubicado en s

"Lo curioso es que Bruguera no estaba en Cuba en ese momento y ellos lo sabían", contó Fusco, que entonces respondió a los funcionarios que, como estudiosa del arte cubano, se proponía reurnirse con Bruguera. En esa ocasión le permitieron continuar con su visita a la isla.

Como parte de #00Bienal, la artista y activista Tania Bruguera presenta una exposición en su casa, sumándose así al grupo de artistas que han abierto las puertas de sus talleres para este evento.

bienalcortesia14ymedio.jpg
La #00Bienal, un evento alternativo a la bienal oficial pospuesta por las autoridades culturales, se celebra desde el 5 de mayo en varios puntos de La Habana, y se extiende hasta el 15. Varios artistas abrieron sus talleres y se sumaron galerías independientes.

Luis Manuel Otero Alcántara y su compañera, la curadora Yanelis Núñez, son los principales organizadores de #00Bienal, que surgió cuando las autoridades culturales de la isla informaron que la oficial XIII Bienal de La Habana se pospondría hasta el 2019 por los efectos del huracán Irma.

"Otero Alcántara es un artista autodidacta y audaz que ha tenido muchos enfrentamientos con las autoridades", señaló Fusco. "Ha desarrollado su carrera fuera del sistema y ha ganado premios internacionales, y eso les molesta".

La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) emitió la semana pasada una declaración que acusa a la Bienal alternativa de "enmascararse detrás de una fraseología demagógica y cínica" y de recibir "fondos de la contrarrevolución mercenaria".

Fusco afirma que los organizadores de la #00Bienal solo se proponen difundir la obra de artistas sin recursos de la isla, y para financiar el evento, abrieron una página de Crowdfunding en Canadá.

Uno de los artistas de la isla que ha brindado su apoyo a la Bienal independiente es Chino Novo, que además vendió una de sus obras al Consejo Nacional de las Artes en 3,800 CUC y donó el dinero públicamente a la Bienal.

También participan artistas como Hamlet Lavastida, Luis Trápaga y Sandra Ceballos, cuya galería independiente, Aglutinador, que funciona desde 1994, abre sus puertas al evento. Se sumaron también el curador Gerardo Mosquera, fundador de la Bienal de La Habana en 1984, y otros creadores extranjeros que han viajado con visa de turista a la isla para asistir a la Bienal.

"Algunos artistas extranjeros, como el español Diego Gil, han sido citados por Inmigración y les han dicho que no pueden aparecerse por la Bienal", cuenta Fusco.

Por otra parte, a los creadores cubanos los amenazan con quitarles la credencial de artista, que les permite dedicarse de lleno al arte y no tener que trabajar en otro oficio.

"El viernes van a inaugurar una exposición en casa de Luis Trápaga y Lia Villares, que ya han tenido muchos problemas con la policía, y no se sabe qué va a pasar", dice Fusto.

Villares y Trápaga dirigen en su casa la galería El Círculo, que en abril del año pasado organizó una proyección del documental Nadie, de Miguel Coyula, que fue impedida con un gran despliegue policial.

Siga a Sarah Moreno En Twitter: @SarahMorenoENH
  Comentarios