Cuba

Cuba y EEUU reanudan el servicio de correo postal directo de forma permanente

Un hombre sale de una oficina de correos en La Habana
Un hombre sale de una oficina de correos en La Habana

El correo directo entre Estados Unidos y Cuba quedó establecido en firme este viernes, tras casi dos años de prueba piloto y en medio del endurecimiento de la administración de Donald Trump hacia la isla.

Correos de Cuba y el Servicio Postal de Estados Unidos “acordaron implementar de forma permanente, en vuelos directos, el intercambio del correo postal entre ambos países”, dijo el viernes la firma cubana en un comunicado.

Esta decisión se adopta “luego de la implementación por más de un año del Plan Piloto para el intercambio directo del correo postal entre ambos países, tal y como se anunciara en marzo del 2016”, explicó.

El correo directo entre ambos países estuvo cortado por casi medio siglo, y solo era posible mediante terceros países, lo que encarecía y demoraba los envíos.

Según Correos de Cuba, el proceder acordado “toma en cuenta los requerimientos técnicos, operativos y de seguridad identificados por las partes durante la ejecución del Plan Piloto”. “Este servicio permite realizar envíos postales en vuelos directos entre Cuba y los Estados Unidos de correspondencia, encomiendas postales, mensajería expresa, a través de las oficinas de correos de ambos países”, indicó.

El restablecimiento del correo directo fue uno de los primeros pasos del deshielo entre ambos países iniciado por la administración de Barack Obama en 2015, cuando Raúl Castro gobernaba la isla.

El “vuelo inaugural” de ese servicio, como plan piloto, comenzó pocos días antes de la visita de Obama a Cuba el 20 de marzo de 2016 y en el llegó una carta del propio mandatario en respuesta a una cubana de 67 años que le había manifestado su deseo de conocerlo.

El anuncio de este viernes se produce en medio de nuevas tensiones políticas y diplomáticas entre los dos países tras la llegada al poder de Donald Trump, cuya gestión endureció el embargo vigente y frenó el histórico acercamiento impulsado por Obama.

Casi dos millones de cubanos y sus descendientes viven en Estados Unidos y mantienen comunicación con familiares y amigos en la isla. Pero el uso de las nuevas tecnologías digitales e internet fue suplantando el envío de cartas entre los dos países, no así los paquetes de medicinas, alimentos y otros artículos.

  Comentarios