Cuba

Magdalena la Pelúa se muda a Radio Martí ¡Qué cómico!

La actriz cubana Judith González interpretando su personaje “Magdalena la Pelúa”. Foto de archivo.
La actriz cubana Judith González interpretando su personaje “Magdalena la Pelúa”. Foto de archivo. El Nuevo Herald

Atolondrada, ingenua, mitómana y ocurrente, Magdalena la Pelúa ha ido a parar a Martí Noticias. El popular personaje de Judith González ya tiene un programa propio para conversar cada noche sobre la realidad nacional a través de las ondas de Radio Martí.

González, de 46 años y de Ciego de Ávila, graduada de la Escuela Nacional de Instructores de Teatro de Cuba, confiesa que no esperaba trabajar en Martí, un servicio de radio y televisión para Cuba financiado por el gobierno de Estados Unidos.

“Cuando terminó mi trabajo en Mega TV pensé hacer algo diferente. Buscaba que me reconocieran por Judith y no por Magdalena, pero ella me enredó y no hay manera de que me pueda soltar. Me ofrecieron este trabajo en Martí y aquí estoy”, dijo González.

Magdalena Pérez de Corcho, alias “Magdalena la Pelúa”, es un personaje que vio la luz en el programa Esta Noche Tunight, que era conducido por Alexis Valdés. Es una mujer que no se depila ni intenta bajar de peso, llegó sola en una balsa desde Cuba en los años 90 y está aprendiendo a vivir en Estados Unidos. Utiliza constantemente la exclamación “¡Qué cómico!” para referirse a cualquier asunto, incluso los más serios.

“El personaje está inspirado en Esther, una loca de mi pueblo en Ciego de Ávila, que tenía esa mezcla entre inocencia y ocurrencias. Todo el mundo la recuerda en Ciego”, dijo González.

IMG_2337.JPG
La actriz Judith González conversa con 14ymedio en su estudio en Radio Martí Mario J. Pentón mpenton@elnuevoherald.com

“La primera vez que actué como Magdalena fue como si el espíritu de Esther se apoderara de mí”, agregó.

Cada día González recibe decenas de llamadas, correos electrónicos y comentarios en su página de Facebook con los números de teléfono de personas en Cuba a las que sus familiares en Miami quieren mandar saludos, preguntarles por su salud o si recibieron la recarga telefónica.

“Es impresionante el nivel de intimidad que se logra entre los oyentes en Cuba y Magdalena. Muchos la conocen, otros no, pero lo importante es enviar el mensaje de los familiares en Miami, conversar y alegrarle un rato la vida a la gente”, dijo González.

El programa Esta Noche Tunight era difundido a través del paquete semanal, por lo que miles de cubanos veían cada semana los shows de Magdalena en Miami. Magdalena la Pelúa, en palabras de su creadora, quiere llevar un mensaje fuerte en defensa de la mujer.

“Tengo la impresión de que seguimos siendo muy discriminadas en un mundo hecho por y para los hombres. Magdalena quiere hacerle ver al mundo que mientras menos nos compliquemos la vida mejores personas podemos ser”, dijo.

Lo que ha salvado a Magdalena es su dulzura, inocencia e ingenuidad, agregó González, quien se encuentra buscando un punto medio para no politizar la figura de un personaje tan peculiar.

El popular personaje de Judith González ahora tiene un programa de Radio en Martí Noticias para comunicarse con Cuba.

“Ella siempre habló de política. Lo que pasa es que antes se iba por las ramas y ahora puede que lo diga con otras palabras. Pero tengo claro que Magdalena no es una periodista ni una activista política, es alguien que ve la realidad desde su sencillez”, dijo.

Magdalena la Pelúa tiene mucho de Judith González. La actriz recorrió toda Cuba durante su época de estudiante, vivió la separación familiar —su hermana se lanzó al mar en una balsa durante la crisis de los 90— y ella misma se convirtió en una “pies mojados” para entrar a Estados Unidos.

“Llegué a Estados Unidos en 1995 desde México. No tenía idea de que existía la Ley de Ajuste Cubano ni la política de pies secos [/pies mojados]. Estuve varios días caminando escondida dentro del país. El coyote que guiaba al grupo le decían El Gato, y me daba miedo, así que le canté la canción Vinagrito es un gatico. El hombre me tomó tal aprecio que me llevó a su casa y todo”, contó.

González logró regularizar su estatus migratorio en Estados Unidos gracias a la Ley de Ajuste para Nicaragüenses y Alivio para Centroamérica (Nacara), de la que se beneficiaron unos 5,000 cubanos. “Yo no tenía idea de que estaba cometiendo un delito al cruzar la frontera. Imagínate el nivel de despiste”, dijo entre sonrisas.

En Cuba viven su hermana mayor, que escucha su programa cada noche, y varios de sus parientes. “Ayer llame a mi prima Ñica durante el programa. Fue especial porque ella sabe que existe Magdalena y ahí nos pusimos a conversar como dos viejas conocidas”, dijo.

Para González es un privilegio tener un programa radial en Martí. “Me parece divino para compartirle a mi gente parte de la experiencia que he acumulado en estos años fuera del país. La misión de Martí es la misma que la de Magdalena: enviar un mensaje de libertad y de esperanza al pueblo de Cuba”, agregó.

Siga a Mario J. Pentón a través de Facebook, Twitter o WhatsApp, enviando un mensaje al número +1 786 814 9180.
  Comentarios