Cuba

Cancio, el ‘marielito’ que publica una revista norteamericana sobre arte cubano

Art OnCuba, una revista norteamericana sobre artes visuales cubanas que se puede encontrar en “cualquier rincón” de Estados Unidos, está celebrando en La Habana su primer año, un puente cultural construido por Hugo Cancio, un empresario de 50 años que salió de Cuba a los 15 como “marielito”.

“Es la primera revista que si viajas por los cuatro puntos cardinales de los Estados Unidos, de norte a sur, de este a oeste, sea por aire, por tierra o por tren, la encuentras en cualquier rincón”, dijo Cancio en su oficina de La Habana, frente al mar de 150 km que separa a la isla del estado de Florida.

Art OnCuba, trimestral con 5,000 ejemplares, es la hermana menor de OnCuba Magazine, bimestral de 22,000 ejemplares fundada en marzo de 2012 por Fuego Enterprises, la empresa norteamericana propiedad de Cancio que cotiza en la bolsa.

“La revista es norteamericana y está inscrita en Estados Unidos. Son dos revistas norteamericanas, tenemos una corresponsalía de prensa autorizada en Cuba, que es donde se hace la revista” por un cuerpo de periodistas y colaboradores locales, señala.

Cancio fue uno de los 125,000 cubanos que salió de la isla en 1980 en el éxodo masivo del Mariel.

“No salí, me llevaron, como me dijeron. Fue una decisión de mi madre, no me arrepiento, fue una decisión sabia. Me hubiera encantado vivir en Cuba un poco más, pero no me arrepiento de vivir en Estados Unidos, es el país donde resido desde hace muchos años”.

Allí se casó, tuvo tres hijas y se vinculó al mundo artístico y musical.

Su padre, Miguel Cancio, y su tío materno Leoncio Murúa (Kike) fueron dos de los fundadores del famoso cuarteto “Los Zafiros”, que entre 1961 y 1975 estuvo en la cúspide musical cubana. En 1997 Cancio produjo el filme cubano “Los Zafiros, locura azul”, biografía del cuarteto, del cual solo sobrevive su padre, en Miami.

Las revistas se hacen en Cuba “porque es el centro de inspiración, de aquí partieron todos, aunque vivan aquí o vivan en el exterior, esta es la base y por eso la hacemos aquí”.

¿Ganancia?, “Espiritual deja mucho. Digamos que las revistas cubren los costos y es una proyección a largo plazo, que ya es más corto cada día”, dice vislumbrando un acercamiento cada vez mayor entre Cuba y Estados Unidos hacia una normalidad de sus relaciones, interrumpidas en 1960 y con un embargo desde 1962.

“Nosotros nos estamos posicionando. Mi idea siempre ha sido promover la cultura, no solamente promover a los artistas, promover a mi país como nación, y también como empresario es posicionarme en un mercado donde yo se que van a llegar cientos de millones de dólares en publicidad de empresas norteamericanas que quieren reconocer sus marcas en un mercado que es virgen” (Cuba), señala.

También “sé que las empresas cubanas tienen un presupuesto para estar en el mercado norteamericano cuando se les permita, Havana Club, Habanos. Entonces queremos ofrecerles el vehículo para que puedan dar a conocer sus productos”, añade.

Ambas revistas están en internet y en redes sociales. Es “la red más interactiva y actualizada sobre Cuba en la Web”, dice el slogan de la compañía. El sitio oncubamagazine.com recibe 15,000 visitas diarias y en Facebook tiene 79,000 seguidores.

Pero sus pretensiones van más allá. “Nos interesa llegar al mercado europeo”, dice.

La reforma migratoria cubana de enero de 2013 abolió las trabas de viaje de décadas a los cubanos, muchos de los cuales no solo visitan otro país, sino que se radican en ellos sin perder bienes ni residencia en la isla.

“Creo que se está dando algo que es normal, es decidir vivir en tu país o en el exterior o decidir vivir en ninguno de los dos lados y estar en los dos lados a la misma vez”, opina el empresario, que se permite soñar más en esa normalidad.

“El día que me permitan venir en un helicóptero y parquearlo arriba del edificio, lo hago, todas las mañanas. Vivo en Miami y vengo a trabajar a La Habana, es normal”, concluye.

  Comentarios