Cuba

Médicos cubanos que combatirán al ébola en Africa tranquilizan a sus familias

Un policía patrulla una calle vacía en Freetown, Sierra Leona, país al que llegará el contingente médico cubano para ayudar a contener la letal expansión del virus del ébola.
Un policía patrulla una calle vacía en Freetown, Sierra Leona, país al que llegará el contingente médico cubano para ayudar a contener la letal expansión del virus del ébola. EFE

Los 165 médicos y enfermeros cubanos, que viajarán a Sierra Leona para combatir la epidemia de ébola, enviaron este sábado a través de la televisión estatal mensajes de tranquilidad a sus familias, a las que prometieron que volverán con vida de su misión.

En el grupo “existe mucho valor”, dijo el médico Raúl Leyva. “Muchos piensan que es un problema de locura, no, para nada. Es realmente la convicción y la necesidad de dar nuestro aporte”, la razón por la cual esta misión viajará, afirmó.

El anuncio de la cooperación cubana despertó inquietud entre familiares y amigos de los médicos debido a la gravedad de la epidemia, a pesar de que 135,000 profesionales de la salud cubanos ya han cumplido misiones en otros países a lo largo de 54 años.

Este contingente conformado por 62 médicos y 103 enfermeros, todos hombres, con una edad promedio de 46 años y 15 de experiencia profesional, ya ha realizado misiones en otras naciones.

“Le digo a mi familia, al pueblo de Cuba, que tenga confianza en nosotros, que vamos a regresar todos vivos, con vida, que nos vamos a proteger”, señaló a su turno el enfermero Eduardo Prieto.

Los profesionales que marcharán a Sierra Leona, en coordinación con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cumplen una estricta preparación previa en La Habana, que incluye “el uso de traje y equipamiento para enfrentar esa enfermedad”, relató el médico Ediel Ramos.

La comitiva también estudia sobre enfermedades hemorrágicas virales, bioseguridad, promoción de salud e [idioma] inglés, señaló Ileana González, una de las responsables en la preparación de la brigada.

“El mensaje que digo a mi familia, al pueblo de Cuba, es que tengan confianza en nosotros (…) vamos a regresar todos vivos, con vida, nos vamos a proteger, que la familia esté muy tranquila, que nosotros estamos acatando todas las medidas que nos están enseñando aquí”, aseguró el enfermero Pedro Pantoja.

“Ahora (vamos) con otro tipo de cuidado, cuidándome yo y cuidándolos a ellos (los enfermos), para regresar a la patria y a mi familia”, expresó Jorge Cabrera, quien como enfermero ya cumplió misiones en Pakistán e Indonesia.

La epidemia del ébola, la peor en la historia de que esta fiebre hemorrágica fue identificada en 1976, ha dejado desde principios de año 2,630 muertos en África occidental, especialmente en Liberia, Sierra Leona y Guinea.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios