Cuba

Cubanos protestan frente a las oficinas de la ONU en Trinidad y Tobago

Más de un centenar de cubanos protestaron atándose a una cerca este lunes en las afueras de las oficinas de la Organización de Naciones Unidas en Trinidad y Tobago por la demora en los trámites de asilo.

Los migrantes piden que se les permita trabajar o de lo contrario los envíen a otros países donde puedan reasentarse. También denuncian que sus hijos no tienen acceso a atención sanitaria ni educación.

En la madrugada de este martes, tres de los más de 180 cubanos que pernoctan en protesta frente a las oficinas de la ONU fueron asaltados a punta de pistola, según declararon a Radio Martí. Los asaltantes les exigieron los teléfonos celulares donde habían grabado las protestas, según esa publicación.

“No somos unos parásitos, queremos trabajar. El problema es que este país no tiene legislación para refugiados. No se nos permite trabajar”, dijo Yaquelín Vera Morfa a Radio Martí.

Algunos de los refugiados cubanos llevan más de cinco años tramitando sus solicitudes de asilo. Durante ese tiempo no pueden trabajar ni enviar a sus hijos a la escuela.

Varios de los manifestantes dijeron que sospechaban que el asalto del martes habría sido con la intención de silenciar las protestas. Según sus testimonios, el único interés de los asaltantes fueron los teléfonos donde estaban las grabaciones de las protestas y no dinero.

Fitzgerald Hinds, Procurador General de Trinidad y Tobago, calificó el asalto a los cubanos como “horrible”, pero indicó que no tenía nada que ver con las protestas.

“Hemos vivido este hecho feo y se complica la situación”, dijo Hinds a la televisión local.

El Procurador también aseguró que el ministro de Seguridad Nacional, Stuart Young, está haciendo “todo lo que está en su mano para mantener la seguridad y cumplir con nuestras obligaciones internacionales”.

“Esta situación no la hemos creado nosotros. La embajada de Cuba está aquí y tienen a representantes. Estoy seguro todos están trabajando para resolver la situación”, dijo.

Este fin de semana una mujer mujer sufrió un infarto tras pasar dos días en la fila para pedir ayuda en la Agencia de la ONU para los Refugiados en ese país.

Muchos cubanos en Miami han enviado ayuda a sus compatriotas en Trinidad y Tobago.

La pequeña nación insular también tiene una situación delicada con cientos de venezolanos que llegan desde el vecino país huyendo del hambre.

Siga a Mario J. Pentón en Facebook y Twitter: @mariojose_cuba.
  Comentarios