Cuba

Casi 640,000 turistas de EEUU visitaron Cuba en 2018

AFP

Turistas norteamericanos caminan por la Habana Vieja en mayo del 2015, cerca de la Bodeguita del Medio, un restaurante frecuentado por el novelista Ernest Hemingway.
Turistas norteamericanos caminan por la Habana Vieja en mayo del 2015, cerca de la Bodeguita del Medio, un restaurante frecuentado por el novelista Ernest Hemingway. AP

Cuba recibió 639,000 turistas estadounidenses en 2018, una ligera alza (+3,1%) respecto al año anterior, a pesar de las fuertes tensiones diplomáticas entre Washington y La Habana, anunció este lunes el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

“Este año ha cerrado con 639,000 norteamericanos viajando a nuestro país”, declaró a la televisión estatal.

Esta cifra marca, sin embargo, una fuerte desaceleración. Desde 2017, el número de visitantes estadounidenses se había triplicado (+217%) como consecuencia del acercamiento histórica comenzado a finales de 2015 entre los dos antiguos enemigos de la Guerra Fría.

Desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, las relaciones han sido particularmente tensas, especialmente por la crisis causada por supuestos “ataques sónicos” de los que diplomáticos estadounidenses (y también canadienses) dicen haber sido víctimas en la isla.

El gobierno de Estados Unidos desaconsejó durante varios meses a sus ciudadanos que viajaran a Cuba por razones de seguridad, antes de matizar esta advertencia en agosto de 2018.

“Por supuesto, el pueblo estadounidense no cree en ninguno de estos trucos, sabe que en Cuba la seguridad está totalmente garantizada para cualquier diplomático, pero también para los turistas y cualquier visitante”, dijo Rodríguez.

La isla, que depende del turismo para reactivar una economía agotada, recibió 4,75 millones de visitantes en 2018, un 1,3% más que el año anterior pero por debajo del objetivo de 5 millones, según datos oficiales.

Refiriéndose al caso de los supuestos incidentes de salud,

El jefe de la diplomacia cubana desechó nuevamente las acusaciones de Washington acerca de los supuestos incidentes de salud, citando un nuevo estudio realizado en Estados Unidos que demostró que el sonido que escuchaban diplomáticos estadounidenses en Cuba no provenía de armas tecnológicas sino de grillos.

“La manipulación de los llamados incidentes de salud de los diplomáticos estadounidenses continúa”, dijo Bruno Rodríguez.

Si el gobierno de Donald Trump “posee una sola evidencia, un solo argumento que le permita afirmar que hay una causa, un origen común, un hecho deliberado de cualquier naturaleza, que presente evidencias”, afirmó.

Unas dos decenas de diplomáticos estadounidenses y varios canadienses reportaron haber sentido mareos, ansiedad y confusión mental.

“Hasta ahora, no hemos recibido ninguna prueba del gobierno de Estados Unidos”, dijo empero el ministro, quien agregó que se trata de un “pretexto para afectar aún más las relaciones bilaterales”.

Rodríguez también sostuvo que “hay señales de que sectores y grupos de poder en el gobierno de Estados Unidos se aprestan a tratar de endurecer la política del bloqueo (económico, vigente desde 1962, ndlr) que bastante endurecida ha sido ya en los últimos dos años”.

  Comentarios