Cuba

Condenan por doble asesinato a cubano que llegó en una balsa vestido de policía

Elizabeth Rodriguez Rubio, de 48 años de edad, y su nieta Angie Carolina Rodríguez Rubio junto a Hareton Jaime Rodríguez Sariol, sospechoso de su desaparición.
Elizabeth Rodriguez Rubio, de 48 años de edad, y su nieta Angie Carolina Rodríguez Rubio junto a Hareton Jaime Rodríguez Sariol, sospechoso de su desaparición. Cortesía

Hareton Jaime Rodríguez Sariol, un cubano que llegó en una balsa a las costas de Florida vestido con el uniforme de la policía de Cuba ha sido condenado este martes a dos cadenas perpetuas por el secuestro y asesinato de una mujer y su nieta, según informaron medios locales de Virginia.

Rodríguez Sariol se declaró culpable en septiembre pasado del secuestro y asesinato de Elizabeth Rodríguez Rubio, de 48 años, y su nieta, Angie Carolina Rodríguez Rubio, de 12 años, residentes de Harrisonburg, Virginia. Al declararse culpable y ayudar a encontrar los cuerpos de las víctimas, Rodríguez Sariol evitó la pena de muerte.


Rodríguez Rubio y su nieta fueron vistas por última vez el domingo 5 de agosto en Harrisonburg, condado Rockingham. Según el expediente judicial, Rodríguez Sariol se ofreció para llevarlas a su casa en Maryland después de una visita familiar. El hombre mantenía con la mujer una relación sentimental y estaba “obsesionado”, dijeron a el Nuevo Herald algunas personas cercanas a Rodríguez Sariol.

Ese fatídico día, Rodríguez Sariol secuestró y asesinó a las dos mujeres, enterró sus cuerpos en el Parque Nacional Shenandoah y huyó al norte, pero fue arrestado en el condado de Lackawanna, Pennsylvania.


Según la Fiscalía, el hombre intentó matar a su pareja tras sentirse celoso por un mensaje de texto que ella recibió en su teléfono. Angie Carolina Rodríguez Rubio, la nieta de la mujer, se interpuso entre su abuela y Rodríguez Rubio y recibió un disparo en la cabeza. Finalmente el hombre también le disparó a Rodríguez Rubio en el pecho.

Después de asesinarlas, Rodríguez Sariol buscó en Google “Lagos de Virginia” para deshacerse de los cuerpos y también intentó comprar palas en un Waltmart, pero no lo consiguió. Luego hizo varios recorridos erráticos hasta que finalmente decapitó los cuerpos y los enterró en el Parque Nacional Shenandoah.


Según medios locales, en ningún momento durante su testimonio durante el juicio Rodríguez Sariol se disculpó por los asesinatos.

Elizabeth Rodríguez Rubio había llegado a Estados Unidos desde Colombia como refugiada. Era miembro activa de una iglesia cristiana, donde conoció a Rodríguez Sariol, y según testimonios recogidos por el Nuevo Herald había visitado a la familia de su pareja en Cuba.

  Comentarios