Cuba

Buscan prohibir que se reconozcan en EEUU marcas expropiadas por Cuba

Rubio quiere más empresas militares de Cuba bajo sanciones de EEUU

El senador de la Florida Marco Rubio quiere más sanciones a empresas militares de Cuba y un voto en la OEA desconociendo al nuevo gobierno que debe nombrarse esta semana en La Habana.
Up Next
El senador de la Florida Marco Rubio quiere más sanciones a empresas militares de Cuba y un voto en la OEA desconociendo al nuevo gobierno que debe nombrarse esta semana en La Habana.

Dos senadores presentaron el martes un proyecto de ley que pretende prohibir a los tribunales del país reconocer las marcas comerciales de Cuba que fueron expropiadas por la revolución cubana.

En caso de ser aprobada, esta legislación “protegería los derechos” de los empresarios a quienes el gobierno de Fidel Castro (1959-2008) les confiscó sus bienes, a menos que el propietario original de la marca hubiera dado su consentimiento expreso, según los senadores Bob Menéndez, demócrata, y Marco Rubio, republicano.

“La expropiación de activos por parte del gobierno cubano es, y será siempre un delito”, defendió en un comunicado Menéndez, quien al igual que Rubio es de origen cubano.

Por su parte, Rubio consideró que “el régimen comunista cubano se ha beneficiado durante 60 años de propiedades robadas que legítimamente pertenecen a los estadounidenses”.

“Este proyecto de ley bipartidista garantiza que los tribunales de EEUU no reconocerán, impondrán ni validarán de ninguna otra forma los derechos de marcas comerciales de empresas o activos robados por el régimen cubano”, aseveró el senador por Florida.

Al mismo tiempo, dos miembros de la Cámara Baja, Debbie Wasserman-Schultz y John Rutherford, presentaron una legislación complementaria.

“Me he comprometido firmemente a salvaguardar los derechos de propiedad intelectual de las compañías estadounidenses para garantizar que las marcas registradas estén protegidas contra la expropiación por parte de cualquier gobierno extranjero”, apuntó Wasserman-Schultz al respecto.

El anuncio de estas propuestas de ley en el Senado y la Cámara de Representantes llega después de que el gobierno decidiera a principios de mes que los cubanosamericanos podrán demandar a más de 200 entidades de Cuba por supuestamente beneficiarse de las propiedades que fueron expropiadas tras la Revolución cubana.

Esa “lista negra” incluye entidades que están “bajo el control o actúan en nombre” de la inteligencia cubana, de las Fuerzas Armadas o efectivos de seguridad, según el Departamento de Estado.

En el listado, actualizado por última vez en noviembre del 2018, aparecen 205 entidades que van desde instituciones como el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias hasta la cadena cubana de establecimientos turísticos Gaviota y establecimientos de ese grupo, como el Meliá Marina Varadero.

  Comentarios