Cuba

Más de medio millón de cubanos viajaron al extranjero en 2018

Aeropuerto Jose Marti en La Habana, Cuba. Archivo.
Aeropuerto Jose Marti en La Habana, Cuba. Archivo. AP

Un total de 551,908 cubanos viajaron al extranjero por motivos personales en 2018, lo que supone un 20.13 por ciento más que el año precedente, informó este lunes el Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla.

Asimismo, en los últimos cinco años los ciudadanos del país caribeño realizaron más de 3,4 millones de viajes a otros países, de acuerdo con datos presentados por el director de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior (DACCRE), Ernesto Soberón, en una reunión de balance de la Cancillería de la isla.

Una reforma migratoria aprobada en 2013 durante el mandato presidencial de Raúl Castro (2008-2018) incluyó la eliminación del permiso de salida para los ciudadanos de la isla y flexibilizó las condiciones de retorno de los emigrantes.

Esa normativa también amplió el tiempo que un cubano puede permanecer en el extranjero sin perder los derechos de residencia en el país, que pasó de 11 a 24 meses, mientras que el tiempo permitido de visita a la isla de cubanos emigrados creció de 60 a 90 días. Después de ese período pueden ser expulsados de su propio país, de acuerdo a las leyes de la isla. También hay un grupo de cubanos a los que no se les permite entrar al país por su posición política o por escapar de las misiones estatales en terceros países.


“La actualización permanente e irreversible de la política migratoria ha promovido los viajes de cubanos al exterior”, escribió Soberón hoy en su cuenta de Twitter, y recalcó que el Gobierno de Estados Unidos “continua tomando medidas para obstaculizar este proceso”.

En ese sentido hace referencia a la decisión de Washington que reduce a partir de este lunes la validez de las visas de no inmigrante B2 otorgadas a los cubanos, que pasa de cinco años a tres meses, y permite una única entrada al país norteño durante ese periodo.

La nueva normativa migratoria fue anunciada el pasado viernes por la embajada de EEUU en La Habana a través de un comunicado en el cual explica que su objetivo es igualar la validez de las visas concedidas por el Gobierno cubano a los ciudadanos estadounidenses.


El director del DACCRE culpó a la administración de EEUU de impedir el flujo legal de viajeros cubanos hacia ese país con esa medida que, afirma, “se suma a otras como el cierre de los servicios del Consulado de EEUU en la Habana, lo que dificulta el otorgamiento de visados a las familias cubanas”.

La Cancillería de la isla rechazó la medida en una declaración y la consideró un “obstáculo adicional” al ejercicio del derecho de los cubanos de visitar a sus familiares en EEUU, el principal destino de la migración cubana, donde viven más de dos millones de cubanos.

La reforma migratoria puesta en vigor hace cinco años, una de las principales medidas dispuestas por Raúl Castro desde su llegada al poder, puso fin a una restrictiva política de décadas que obligaba a los cubanos a solicitar un permiso especial para viajar al exterior, lo que llevaba asociados complicados y costosos trámites.


Sin embargo, siguen vigentes restricciones en algunos casos específicos, como los del personal médico, científico, educativo, directivo y atletas, que todavía requieren de un permiso para salir del país, algo que Cuba justifica con el fin de evitar el “robo de cerebros”.

Pese al restablecimiento de lazos diplomáticos en 2015 tras medio siglo de enemistad, la relación entre los Gobiernos de La Habana y Washington atraviesa nuevas tensiones desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, quien se muestra contrario al acercamiento promovido por su antecesor, Barack Obama.

En el último año y medio Washington ha aplicado nuevas sanciones sobre Cuba, ha restringido de nuevo los viajes de los estadounidenses a la isla y ha dejado bajo mínimos su Embajada en La Habana en respuesta a unos misteriosos incidentes de salud sufridos por más de una veintena de sus diplomáticos en el país caribeño y cuya causa aún no se ha aclarado aunque se ha investigado.

  Comentarios