Cuba

Ministra de España pide a Cuba plan de pago de deuda a empresarios españoles

La ministra de Turismo española, Reyes Maroto, durante una conferencia de prensa en La Habana, el 6 de mayo del 2019.
La ministra de Turismo española, Reyes Maroto, durante una conferencia de prensa en La Habana, el 6 de mayo del 2019. AFP/Getty Images

La ministra de Industria, Comercio y Turismo de España, Reyes Maroto, afirmó este lunes que solicitará al gobierno de Cuba un plan de pago de su deuda con empresarios españoles, así como una reducción de las trabas burocráticas para que estos puedan hacer negocio en el país caribeño.

“Hoy voy a volver a pedir al gobierno cubano que se establezca un plan gradual pero con certeza, que las empresas sepan cuándo van a cobrar”, declaró Maroto en una entrevista con Efe en la capital cubana, donde inició una visita de tres días hasta el miércoles con motivo de la apertura de la Feria de Turismo, Fitcuba, dedicada este año a España.

Cuba adeuda aproximadamente 300 millones de euros (unos $336 millones) a compañías que operan en la isla, principalmente pequeñas y medianas.

Además de mantener encuentros con los representantes de las firmas españolas en su visita, la ministra tiene previstas reuniones bilaterales con ministros del gobierno cubano, a quienes planteará su propuesta para la devolución de la deuda y ofrecerá apoyo desde Madrid.

“Por supuesto, nosotros acompañaremos con los instrumentos que tenemos para que se sigan sustentando inversiones en la isla”, apuntó.

Estos instrumentos son, entre otros, las líneas de apoyo de COFIDES para la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas y especialmente el fondo de contravalor creado con los $400 millones de deuda que España condonó a Cuba en 2015, cuya segunda fase se activará próximamente.

Reyes Maroto lamentó que en Cuba “hay una ley de inversiones que sigue siendo muy restrictiva” y por ello pedirá a sus interlocutores cubanos “que aminoren las restricciones y burocracia para las inversiones españolas”.

En todo caso, animó a los empresarios a iniciar, mantener o expandir sus inversiones en el país caribeño a pesar de que este pasa por una delicada situación financiera, con un déficit crónico en la balanza de pagos, nuevas sanciones de EEUU que amenazan las inversiones y el turismo, y la incertidumbre de Venezuela, su principal socio y valedor que le aporta aproximadamente la mitad de su demanda de petróleo.

A pesar de los incidentes que sufrió parte del personal de la Embajada estadounidense en La Habana, varios turistas americanos explican que no sienten inseguridad por viajar a Cuba.

“Nuestra voluntad es seguir invirtiendo en Cuba y que nuestras empresas tengan la voluntad de contribuir al desarrollo de la isla”, sentenció, a lo que añadió que “la apuesta por el mercado cubano es una apuesta no sé si segura, pero sí cierta” y los proyectos existentes son “importantes para la internacionalización de la empresa española”.

Manifestó también la disposición del gobierno español a “ayudar al gobierno cubano ante una situación compleja para que España, que es un país amigo, que siempre ha estado aquí, dé un poco de oxígeno a esta situación”, y destacó que los lazos bilaterales “no solo son comerciales sino culturales y de amistad”.

Las relaciones económicas entre España y Cuba han avanzado en los últimos años. Más de 300 empresas españolas tienen presencia en la isla y las exportaciones del país europeo al caribeño se incrementaron un 5.7 por ciento en términos interanuales en la primera mitad del año pasado.

España se está consolidando, además, como el segundo mayor socio comercial de Cuba por delante de Venezuela y detrás del primero, China.

En el sector turístico las firmas españolas dominan el mercado, con más de un 70 por ciento de las plazas hoteleras a cargo de corporaciones como Meliá, Iberostar, Barceló o NH en régimen mixto de gestión.

La estancia de Maroto en Cuba concluirá el miércoles precisamente con una visita a las principales cadenas hoteleras españolas en la localidad turística de Varadero.

  Comentarios