Cuba

Revelan macabros detalles sobre cadáver hallado en la cisterna de un hospital en Cuba

El Hospital Ivan Portuondo, en San Antonio de los Baños, Artemisa.
El Hospital Ivan Portuondo, en San Antonio de los Baños, Artemisa.

El cadáver en descomposición que se encontró el pasado el pasado 20 de abril en la cisterna del hospital Iván Portuondo de San Antonio de los Baños. en el sur de La Habana, es el de Félix Mantilla Capote, quien trabajó en ese centro médico por 25 años.

Al momento de su muerte Mantilla Capote estaba jubilado, pero mantenía “estrechos vínculos” con los trabajadores del centro hospitalario y visitaba a menudo la institución.

Según el periódico El Artemiseño, seis trabajadores sufrieron enfermedades estomacales relacionadas con el agua de la cisterna donde fue hallado el cadáver.

Mantilla estaba reportado como desaparecido desde el seis de abril, de acuerdo con una denuncia presentada por su hijo. La nota no precisa cuánto tiempo estuvo el cuerpo en la cisterna que abastecía de agua al hospital. La prensa oficial asegura que las investigaciones apuntan a que se trató de un suicidio. El hombre estaba enfermo de cáncer de próstata y había intentado suicidarse en otras dos ocasiones en el Río Ariguanabo, cerca del centro recreativo La Quintica.


“En la institución se han adoptado medidas disciplinarias con los responsables de la seguridad de estos depósitos de agua, el acceso a la institución y otras irregularidades detectadas en la propia investigación”, agregó el reporte de El Artemiseño.

Cuba parece un país donde hay mucha agua, pero en la isla siempre ha sido difícil entregar suficiente agua potable a sus habitantes.

Según declaró Alden Peláez, director provincial de Salud Pública, en la cisterna donde se halló el cadáver se realizó una limpieza “exhaustiva” por varios días, “con raspado de paredes y pisos, solución de hipoclorito y extracción del agua, más el enjuague con el carro de alta presión y la aplicación de cloro”.

Peláez precisó que todavía no se utiliza esa cisterna ni los tanques del hospital hasta que no se cuente con los resultados de exámenes de laboratorio.

“El abastecimiento de agua en la institución continúa a través de la cisterna libre de contaminación y los tanques elevados, con una hipercloración extrema por término de siete días, además hubo desinfección y cloro residual en toda la red hidrosanitaria del hospital”, agregó.

El hallazgo del cadáver fue reportado por diversos medios independientes en Cuba. La prensa oficial publicó días más tarde la noticia calificando el hecho como un “desagradable incidente”.

En aquella publicación El Artemiseño llamó a los lectores a “evitar rumores malintencionados” que atentaban “contra el sensible sistema de salud cubano”.

Sígueme en Facebook y Twitter para estar al día con las últimas noticias sobre Cuba y la comunidad cubana en el sur de la Florida.

  Comentarios