Cuba

Tres muertos y cinco heridos en otro accidente de tráfico en Cuba

Un nuevo accidente de tráfico en Cuba este miércoles dejó tres muertos y cinco heridos cerca de la ciudad central de Santa Clara, el tercero en los últimos días tras los ocurridos en La Habana y la provincia oriental de Holguín, en los que perdieron la vida ocho personas en total.

El suceso del miércoles se produjo al chocar un automóvil de la marca rusa Moskvitch contra un microbús de carga que transitaba por la Autopista Nacional, en un punto situado a unos 25 kilómetros de Santa Clara, según informó la web estatal Cubadebate.

De las personas heridas, una mujer lesionada que viajaba en el auto presenta trauma torácico, otras tres sufrieron fracturas y se encuentran internadas en el hospital provincial universitario Arnaldo Milián Castro de esa ciudad central cubana.

El informe no precisa más detalles sobre este suceso, que es parte de la epidemia de accidentes de tráfico masivos en la isla, donde el pasado lunes se registró la muerte de otras tres personas en una localidad rural del municipio de Mayarí, en Holguín, al chocar un autobús de pasajeros contra un jeep.

La policía aún investiga las causas que provocaron ambos siniestros, según han referido medios oficiales.

Ese accidente ocurrió apenas veinticuatro horas después de que un auto antiguo irrumpiera sobre la acera del Malecón habanero y provocara cinco muertes y una veintena de personas heridas.

Las autoridades a cargo de la investigación de ese suceso informaron que el conductor de un auto Mercury del 1952 se encontraba bajo los efectos de bebidas alcohólicas, circulaba a exceso de velocidad y el vehículo tenía deficiente el sistema de frenos.

Estos accidentes se suman a una oleada reportada en lo que va de año en Cuba, donde en el 2018 se registraron 10,070 siniestros que dejaron 683 muertos y 7,730 heridos, con una frecuencia de uno por cada 52 minutos, según datos de la Comisión Nacional de Seguridad Vial.

El país caribeño arrastra un alto índice de accidentes de tráfico atribuidos, entre otros factores, a la avanzada edad del parque móvil (la mayoría de los vehículos en circulación tienen más de 20 años y muchos más de 60) y su precario mantenimiento que frecuentemente se realiza de manera artesanal.

  Comentarios