Cuba

Valdés sucederá a Alonso en el Ballet de Cuba con respeto y renovación

La primera bailarina y subdirectora artística del Ballet Nacional de Cuba, Viengsay Valdés, afronta el reto de relevar a la legendaria Alicia Alonso. En la foto, en el Lincoln Center en New York, el 12 de mayo del 2019.
La primera bailarina y subdirectora artística del Ballet Nacional de Cuba, Viengsay Valdés, afronta el reto de relevar a la legendaria Alicia Alonso. En la foto, en el Lincoln Center en New York, el 12 de mayo del 2019. NYT

La primera bailarina y subdirectora artística del Ballet Nacional de Cuba, Viengsay Valdés, afronta el reto de relevar a la legendaria Alicia Alonso, actual directora general de la compañía, con gran “responsabilidad” y la intención de “respetar el legado histórico”, pero también aportando “aires frescos”.

Comenzó a los nueve años en el mundo de la danza, y a los doce se proponía llegar a ser primera bailarina. Un reto logrado gracias a su “constancia” y “exigencia”, al que ahora se añade el de suceder a Alicia Alonso, según explica en una entrevista con EFE.

Este domingo la compañía cubana interpretará en la ciudad española de Pamplona (norte) ‘La Cenicienta’, una obra en dos actos basado en el cuento universal de igual nombre, pero llevado a la danza clásica con toques de humor y mucha pantomima.

Valdés, “fiel seguidora” y pupila de Alonso, asegura tener “la fuerza necesaria” para compaginar la subdirección de la compañía con ser primera bailarina.

ESPA-A NAV BALLET CUBA-GGGFRDSFH.1.jpg
La primera bailarina y subdirectora artística del Ballet Nacional de Cuba, Viengsay Valdés (d), durante su actuación en Teatro Gayarre de Pamplona donde la compañía interpreta La Cenicienta, el 2 de junio del 2019. Villar Lopez EFE

Aunque responsabilizarse de ambos cargos “demanda mucha energía”, Valdés lo afronta con la ilusión de quien disfruta lo que hace, según explica.

P: ¿Qué supone ser la heredera de Alicia Alonso?

R: Es una gran responsabilidad. He estado en la compañía 25 años, conozco muy bien el funcionamiento y he trabajado directamente con ella. Aunque esté ocupando esta posición, el respetar el legado histórico es una de mis prioridades, además de aportar aires frescos en el sentido de repertorio y otros proyectos futuros con coreógrafos que vengan a trabajar con nuestra compañía.

P: ¿Cómo afronta este reto?

R: Es bastante intenso por la gran responsabilidad, por el hecho de que quiero que todo salga bien: quiero mantener ese nivel para que la calidad técnica y artística de nuestros bailarines esté al nivel de los primeros ballets del mundo. Si como bailarina me autoexijo mucho y soy muy seria en mi trabajo, espero serlo también como subdirectora porque es así como uno logra esa calidad y ese buen resultado en escena.

P: Es una bailarina reconocida internacionalmente. ¿Qué se siente al ser una de las figuras más destacadas del mundo de la danza?

R: Ha sido un trabajo muy intenso, soy muy constante. Para recibir ese reconocimiento internacional, hay que trabajar muchísimo, hay que ser muy dedicado, es una carrera muy sacrificada. Todo está en el empeño, en la voluntad.

P: ¿Cuál cree que ha sido la clave de su éxito?

R: Ha sido la constancia, el ser muy consciente en el trabajo, siendo exigente, estando muy atenta a los detalles. Es importante mantenerse físicamente y mantenerse en los escenarios, crecer, buscar la perfección de los pasos y de la técnica y, luego, simplemente disfrutar con lo que haces.

P: ¿Qué personajes han sido sus mayores desafíos a lo largo de su carrera artística?

R: Todos conllevan un desafío, la preparación de un personaje requiere mucha interiorización, estudio, sentir cada estado anímico que tiene ese personaje. Todos en sí son complejos y deben ser estudiados con la mayor intensidad para llegar a ser muy convincente en escena. Debes sentirlo para luego interpretarlo, debes creerlo, si no, no llegaría a la audiencia.

  Comentarios