Cuba

Medio millar de niñas quedan embarazadas cada año en esta provincia de Cuba

Una joven muestra su embarazo. EFE/ARCHIVO/Thais Llorca
Una joven muestra su embarazo. EFE/ARCHIVO/Thais Llorca EFE

Cerca de 500 niñas menores de 15 años terminan embarazadas cada año en Camagüey, una provincia del centro oriente de Cuba, según reveló el semanario local Adelante en su última edición.

Según la publicación estatal, el 30 por ciento de los abortos practicados en Camagüey son a adolescentes y el índice de interrupciones de embarazo se sitúa en 102 por cada 100 partos. El gobierno cubano no ofrece cifras sobre violaciones a menores y en el reportaje no se indica si parte de esos abortos obedece a ese motivo.

“Los embarazos precoces constituyen hoy un problema de salud. Emocionalmente, estas niñas enfrentan una situación que supera su edad, además de la inmadurez anatómica y psicológica propia de la etapa”, dijo Daymí Saavedra Moredo, ginecobstetra del hospital pediátrico Eduardo Agramonte Piña.

Según el reportaje, a los 12 años las niñas camagüeyanas empiezan a estar “en riesgo reproductivo” y una de cada cinco embarazadas son adolescentes entre los 12 y los 19 años. En cuanto a los abortos, se comportan de manera similar al número de embarazos en este grupo etáreo, explica el semanario.

“Hasta el cierre de abril registramos 291 partos en menores de 20 años, el 16,7 por ciento del total; el año anterior era 17,4 por ciento, pero tenemos que mirar hacia la interrupción de embarazo, la otra cara de la moneda. De 1,596 interrupciones, 435 fueron en adolescentes (casi el 30 por ciento) expuestas a daños irreversibles al utilizar el aborto como medio anticonceptivo”, explicó Sigfrido Valdés Dacal, director del hospital materno infantil Ana Betancourt, en esa provincia.

“Hay 102 abortos por cada 100 partos. No es casual que la atención a la pareja infértil crezca”, añadió el galeno.

Camagüey es la provincia más extensa de Cuba, con una población de 769,863 habitantes según las últimas estadísticas oficiales. En el territorio se realizan como promedio 8,000 partos anuales y hasta el mes de abril dieron a luz 291 menores de 20 años.

El ginecobstetra Daniel Ávila Rosales, citado por Adelante, recomienda postergar el inicio de las relaciones sexuales hasta tanto el sistema inmunológico y ginecológico esté preparado, es decir, después de los 19 años.

Los médicos entrevistados por el semanario fueron unánimes en no recomendar el aborto como un método anticonceptivo. “El aborto puede llevar a obstrucciones tubáricas, inflamaciones pélvicas, hemorragias, infecciones, daño del aparato genital, e incluso la pérdida del útero total o parcialmente”, explicaron. En el peor de los casos el aborto puede conducir a la muerte de la madre o a un cáncer cérvico-uterino.

También los embarazos tempranos tienen un alto riesgo de complicaciones en el parto, malformaciones congénitas, diabetes gestacional, partos pretérmino y más difíciles y prolongados, prematuridad del recién nacido, y un inadecuado desarrollo sicomotor del mismo, tasas de mortalidad más altas durante la infancia, entre otros, explica el rotativo.

La prensa estatal no aborda frecuentemente este tema ni las implicaciones del aborto como método anticonceptivo. Los partos a edades tempranas no es un fenómeno exclusivo de Cuba. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estimó en 2010 que más de 60,000 niñas menores de 14 años en la región se convierten en madres cada año, muchas de ellas víctimas de violaciones.

Las estadísticas del Centro del Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestran que más de 700,000 niños son referidos a agencias de protección infantil como resultado de abuso o negligencia en los Estados Unidos cada año. Según Purva Grove

Cuba es el país más envejecido de América Latina, lo que conlleva a numerosos retos económicos y demográficos. El 20.1 por ciento de la población cubana tiene 60 años o más, según cifras oficiales. Los expertos coinciden en que las causas del envejecimiento de la población en la isla son, entre otras, la baja natalidad y fecundidad así como la emigración de los jóvenes y el alto índice de abortos.

Cuba despenalizó la interrupción voluntaria del embarazo en 1979, pero en la práctica se realizaban abortos desde 1961. Cualquier mujer cubana puede practicarse un aborto en las instituciones de salud estatales donde el personal médico valora la viabilidad del procedimiento. Las menores de hasta 16 años deben contar con el consentimiento de sus padres o tutores.

Según el Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana, la isla presenta un ligero incremento de la fecundidad adolescente en el grupo etario comprendido entre 10 y 14 años, según un estudio realizado en 2015. En 2017, se realizaron 83,904 abortos a mujeres y niñas de entre 12 y 49 años, de acuerdo con cifras oficiales.

Sígueme en Facebook y Twitter para tener más noticias de Cuba y la comunidad cubana en el sur de la Florida.

  Comentarios