Cuba

Pablo Milanés: 'el estalinismo sigue vigente en Cuba'

El cantautor cubano Pablo Milanés en un concierto en Madrid este año.
El cantautor cubano Pablo Milanés en un concierto en Madrid este año. EFE

El cantautor cubano Pablo Milanés criticó el “estalinismo” aún vigente en Cuba así como la represión a libertades fundamentales y la acción de los sindicatos, en declaraciones a un canal de televisión dominicano.

“Hay mecanismos represivos que no permiten la protesta en la calle, no permiten la libre expresión de los sindicatos”, dijo Milanés, quien advirtió que “el Secretario de los sindicatos…es del Comité Central del Partido o miembro del Buró Político del Partido Comunista [de Cuba, PCC], entonces, ¿qué independencia pueden tener los sindicatos para expresarse en la calle, en el sentido que de haya una huelga o algo? No puede haberla”.

La Central de Trabajadores de Cuba (CTC) es el único sindicato legal en el país y está presidido por Ulises Guilarte, miembro del Comité Central del PCC. Anteriormente, Guilarte fue Primer Secretario del PCC en la provincia de Artemisa. La legislación cubana no menciona el derecho a la huelga, aunque en la práctica, estas acciones resultan casi imposibles debido al alto grado de control político en la isla.

El músico también alertó que “no puede haber reuniones de más de no sé cuántas personas” y que “no hay sentido de la libre expresión”.

Milanés criticó a la prensa cubana por estar “totalmente vinculada al sistema” y si existen “periodistas que piensan distinto, no se atreven a hablar”.

“Es decir, hay mucha manipulación por muchas partes, que son herencias del estalinismo que heredamos de la Unión Soviética y que se mantienen todavía vigentes en Cuba”, opinó.

Las críticas de Milanés tienen un peso especial, pues se trata de una de las figuras centrales del movimiento de la Nueva Trova, que se inició a fines de los años 60 del siglo pasado, y que fue considerada como “la banda sonora de la Revolución cubana”.

En la entrevista para el programa Noche de Luz, Milanés confesó haberse sentido “defraudado” cuando el gobierno de Fidel Castro se negó a realizar cambios en la isla tras la disolución de la Unión Soviética en 1991.

“Como [Cuba] no cambió, yo empecé a considerar que había que criticarla porque yo era un revolucionario, y sigo siéndolo, honesto, y pensé que todos esos principios míos estaban siendo traicionados en ese momento y estaba siendo defraudado como revolucionario, porque insistieron en seguir con un sistema que no funcionaba y que no funciona hasta ahora, inclusive treinta años después de la caída de la Unión Soviética”, comentó.

En los últimos años, Milanés se ha distinguido por sus declaraciones críticas sobre la realidad cubana y el apoyo a artistas contestatarios como los raperos Los Aldeanos.

El músico llegó a la República Dominicana la semana pasada para presentar su disco Renacimiento y se mantiene activo presentándose en conciertos alrededor del mundo, pese a problemas de salud que ha enfrentado en los últimos años.

Milanés –quien comparte residencia junto a su familia entre Cuba y España– dijo considerarse “un ciudadano normal”, por no pertenecer a la “nomenclatura del poder, ni a la burocracia” y como tal, confiesa tener “esperanza” acerca de los cambios en Cuba a partir del acercamiento con Estados Unidos, aunque enfatizó que no creía en una “apertura” en la isla.

Aseguró que más allá de esas expectativas en el pueblo, solo hay “…imágenes turísticas…informaciones falsas, de parte de los mismos admiradores de Cuba que a veces se hacen ilusiones porque quieren que Cuba sea lo mejor” pero en realidad “el país sigue igual y yo creo que peor. Eso es lo que tiene el pueblo cubano: esperanza”.

“Yo creo que las reformas llegarán y los cambios llegaran algún día, pero no han llegado realmente”, agregó.

El músico, quien se declaró respetuoso de las religiones pero ateo, dijo que la reciente visita del papa Francisco a Cuba, la que calificó de “positiva”, no le aportó “nada” personalmente.

El célebre cantautor declaró estar a favor del acceso gratuito a la música y que los músicos “se ganen la vida de otra manera, que se presenten en vivo”, sugirió, lo cual es lo que más le “complace” de su trabajo. A sus 72 años, valoró ser un hombre “feliz, tranquilo”.

Nora Gámez Torres: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios