Cuba

Jornada por los derechos humanos en La Habana deja decenas de detenidos

Una integrante de las Damas de Blanco es arrestada el miércoles en La Habana durante una manifestación para conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos.
Una integrante de las Damas de Blanco es arrestada el miércoles en La Habana durante una manifestación para conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos. AFP/Getty Images

Decenas de activistas de varias organizaciones opositoras, entre ellos la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, y su esposo, el activista Ángel Moya, fueron detenidos el miércoles cuando intentaban conmemorar el Día de los Derechos Humanos con protestas pacíficas en Cuba.

Soler y Moya estuvieron detenidos desde la mañana y hasta alrededor de las 6:00pm de la tarde, según informó la opositora Marta Beatriz Roque. A las 10 de la mañana, Moya publicó en Twitter su último mensaje del día, en el que informaba que se disponían a salir de su casa pese a los operativos de vigilancia: “Ya vamos a salir, la casa no es calabozo”, escribió.

El Nuevo Herald intentó comunicarse con los teléfonos de Soler y Moya pero aparecen desconectados.

Asimismo, la agencia de prensa AFP reportó que al menos 32 disidentes habían sido detenidos, pero los números son difíciles de confirmar, dijo Elizardo Sánchez, el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), quien se refirió a “decenas de detenciones”.

La agencia de noticias Reuters relató la escena en la que miembros de las Damas de Blanco y otros activistas gritaban “¡Libertad!” y “¡Vivan los derechos humanos!” mientras eran detenidos por policías y miembros del Ministerio del Interior (MININT) —vestidos con ropas de civiles— a las afueras de la heladería Coppelia, en la céntrica Rampa habanera.

Las Damas de Blanco es una agrupación fundada por mujeres familiares de los 75 disidentes detenidos en marzo del 2003, en la llamada “Primavera Negra”, para abogar por su liberación. El grupo recibió el premio Sajarov “Por la libertad de conciencia” que entrega el parlamento europeo y fue reconocido recientemente por el presidente Barack Obama.

Desde Santiago de Cuba, el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, también reportó más de 30 detenciones de miembros de las Damas de Blanco y la UNPACU en Holguín y 12 en Isla de Pinos, además de la puesta en práctica de fuertes operativos policiales para evitar la congregación de activistas.

Ferrer explicó a el Nuevo Herald via telefónica que la UNPACU realizó una serie de “mítines” sorpresivos en espacios públicos en distintos pueblos del Oriente del país. Asimismo repartieron impresos con la Declaración de los Derechos Humanos y pusieron pegatinas en zonas de la capital con los lemas “Vivan los derechos humanos” y “Con UNPACU ganamos todos”.

El líder opositor, miembro de “los 75”, ha reportado varias golpizas a opositores de la región oriental en la última semana.

La agencia independiente de noticias Hablemos Press informó también sobre un fuerte operativo alrededor de su sede así como la detención de dos reporteras, Magaly Norvis y Adisnidia Dalle, pero ambas fueron liberadas en la tarde.

Según la CCDHRN, hasta noviembre, las autoridades habrían detenido a 8,410 activistas y opositores—en su mayoría por corto tiempo—, pero estas cifras no pueden confirmarse de manera independiente.

Jornada en Miami

En Miami, los miembros del Movimiento Democracia se reunieron en la Ermita de la Caridad en la tarde para denunciar “la división familar, la industria que se ha creado al respecto y las violaciones a los derechos humanos”, dijo Ramón Saúl Sánchez, líder de la organizacón.

Sánchez anunció también una peregrinación a Filadelfia, con motivo del viaje del Papa Francisco a esa ciudad programado para el año próximo, para extender la denuncia sobre el tema cubano. Sánchez hizo pública, además, su idea para construir en Miami un monumento a la Declaración de los Derechos Humanos.

“Cuba tuvo un rol importante en la elaboración de ese documento y ahora irónicamente viola los derechos humanos, pero queremos mostrar que aquí en el destierro se recuerda este papel”, señaló Sánchez.

El Directorio Democrático Cubano también demandó al gobierno cubano “la libertad incondicional de todos los presos políticos y el respeto irrestricto a los derechos humanos de todos los cubanos”, en un comunicado de prensa.

Señales encontradas

El martes, los activistas Sonia Garro, su esposo Ramón Alejandro Muñoz y Eugenio Hernández fueron excarcelados tras estar dos años en prisión sin que se les celebrara juicio. Ellos están acusados de desorden público y de intento de asesinato, tras supuestamente agredir a agentes de la seguridad del Estado y otros participantes en un acto de repudio frente a la casa de Garro y Muñoz. Garro, que es miembro de las Damas de Blanco, también fue acusada de atentado contra un agente del estado.

La liberación ocurre tras fuertes denuncias de activistas y organizaciones internacionales que habían advertido que los tres opositores se encontraban en un “limbo legal”.

La subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, manifestó en Twitter su “alegría” por los informes sobre la liberación de Garro y subrayó que los opositores estuvieron en encarcelados dos años “sin [el] debido proceso para ellos”.

Pero Ferrer advirtió que “es parte de la política del gobierno tener algún gesto con la intención de mostrar que están cambiando. Es algo coyuntural. De todos modos tenían que liberarla en algún momento porque estaba injustamente detenida” y agregó que se trata solamente de un cambio de medida cautelar pues los tres siguen en prisión domiciliaria esperando por el juicio.

También el martes una nota de prensa de la delegación de la Unión Europea en Cuba anunció que las autoridades de la isla habían solicitado aplazar la tercera ronda de conversaciones con la Unión Europea para firmar un acuerdo bilateral que sustituya a la actual “Posición Común”, que condiciona la cooperación europea a avances en los derechos humanos en la isla.

Según Alain Bothorel, encargado del tema de derechos humanos en la delegación de la Unión Europea en Cuba, el encuentro anunciado para el 8 y el 9 de enero iba a tener como tema central el comercio, aunque dijo que los derechos humanos eventualmente debían entrar en la agenda.

“Según las autoridades cubanas no se reunían las condiciones para la próxima ronda de conversaciones”, explicó Bothorel, quien dijo que también habían demostrado descontento con una exposición fotográfica sobre Cuba que estaría en exhibición en Bruselas.

“No lo entendemos muy bien, no tiene mucho que ver con este asunto, el motivo es una pequeña cosita comparado con el desafío que tenemos por delante”, dijo Bothorel quien señaló que las fotografías “contenían paisajes y eran de promoción de Cuba”.

“Quizá hay otro motivo. Siempre que hay una negociación se preparan posiciones; quizá no estaban decididos sobre su posición sobre algunos temas pero no puedo adivinar, no sé cómo funciona el gobierno cubano”, opinó.

Sin embargo, el funcionario se mostró confiado con la eventual reanudación del diálogo: “es de interés de Cuba seguir en las negociaciones. Es un desafío muy importante. Hay que esperar un poco”, señaló.

El funcionario europeo dijo preferir no comentar sobre las detenciones ocurridas el miércoles hasta recabar más información.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios