Cuba

‘Conducta’ gana el 36to Festival de Cine de La Habana

El director de cine cubano Fernando Pérez durante la filmación de una de sus películas.
El director de cine cubano Fernando Pérez durante la filmación de una de sus películas. La Jiribilla

La película cubana “Conducta”, dirigida por Ernesto Daranas, ganó este domingo el 36to Festival de Cine de La Habana, dedicado al fallecido colombiano premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

El jurado de ficción, presidido por el director boliviano Juan Carlos Valdivia, decidió premiar el filme de Daranas por su “fuerza conmovedora”, según el veredicto leído durante la ceremonia de entrega de los premios.

Por su parte, el cineasta cubano Fernando Pérez, conocido a nivel internacional por su documental Suite Habana, estrenó en el Festival de Cine de La Habana su primer filme independiente, en el que propone una reflexión sobre “lo difícil” que es la comunicación humana.

La pared de las palabras es una película que realicé de manera independiente, es mi primera experiencia en ese sentido”, dijo Pérez, de 70 años y considerado uno de los principales directores de cine de la isla, citado por Diario del Festival.

“Quise lanzarme a este río para probar también en la práctica lo que uno defiende en la teoría, y ha sido en ese sentido, una experiencia muy enriquecedora”, añadió Pérez, también autor de títulos como Clandestinos, Madagascar, La vida es silbar y Madrigal.

La película, que se estrenó este sábado, cuenta la vida de Luis, un joven que padece desde su infancia una alteración muscular que le impide “comunicarse a través de las palabras o el lenguaje corporal”, proponiéndonos “una reflexión sobre lo difícil que es el fenómeno de la comunicación humana, el dolor y el sacrificio”, según el Diario, que sólo se publica durante el Festival, que concluye el domingo.

Pérez defendió en sus declaraciones “la necesidad de reconocer ya definitivamente la importancia y la presencia del cine independiente en la isla”, aunque ello no signifique, “de ninguna manera” que “se niegue la producción de la industria”, pues son sólo “dos maneras de la realización”.

“Nuestra aspiración es que el audiovisual cubano logre reafirmarse en la producción independiente, en la existencia de un instituto de cine más flexible y dinámico, y que exista una ley de cine que regule, no que controle la producción independiente”, agregó.

Subrayó que “con el cine independiente empieza uno a saltarse procesos institucionales que, a veces, complican y retardan las dinámicas de la producción”.

Ante el reclamo del sector, una comisión integrada por funcionarios del Gobierno cubano, ejecutivos del Instituto de Cine (ICAIC) y una representación de los cineastas, trabaja desde hace más de un año en un proyecto de ley de cine, pero hasta ahora no existen resultados concretos.

La falta de recursos del Instituto y las decisiones a veces políticas para dar luz verde a un proyecto, propiciaron la creación de varias productoras independientes que, sin personalidad jurídica, trabajan hace unos cinco años en la isla con la tolerancia oficial.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios