Cuba

Empresas de EEUU reclaman a Cuba más de $7,000 millones

La mayor parte de las compensaciones que exigen compañías estadounidenses están vinculadas a expropiaciones llevadas a cabo después de que Fidel Castro llegase al poder en 1959.
La mayor parte de las compensaciones que exigen compañías estadounidenses están vinculadas a expropiaciones llevadas a cabo después de que Fidel Castro llegase al poder en 1959.

Las autoridades de Estados Unidos prevén discutir con Cuba una solución a las compensaciones por valor de más de 7,000 millones que varias empresas del país demandan a La Habana por expropiaciones de hace varias décadas, informó el lunes The Wall Street Journal.

“El restablecimiento de relaciones diplomáticas permitirá a Estados Unidos trabajar de forma más efectiva con el gobierno cubano en un abanico de asuntos importantes, incluidas las reclamaciones por parte de estadounidenses”, dijo al periódico una fuente del Departamento de Estado, que recalcó que el asunto es una “prioridad” para Washington.

La mayor parte de las compensaciones que exigen compañías estadounidenses están vinculadas a expropiaciones llevadas a cabo después de que Fidel Castro llegase al poder en 1959.

Varias empresas -entre ellas Coca-Cola, Exxon Mobil y Colgate-Palmolive- tienen pendientes reclamaciones por un total de más de 7,000 millones de dólares, según The Wall Street Journal.

La mayor de ellas corresponde a una filial de la compañía de materiales de oficina Office Depot.

Tras varios acuerdos y fusiones en los últimos años, la empresa es actualmente propietaria de Cuban Electric Co., una energética que en 1960 suministraba más del 90 por ciento de la electricidad vendida en Cuba y que el régimen nacionalizó, según el periódico.

Sin intereses, esa reclamación asciende a 267,6 millones de dólares.

El Congreso de Estados Unidos demandó en 1964 a una agencia del Departamento de Justicia que determinase la validez y el valor de las compensaciones solicitadas por empresas estadounidenses.

El proceso, que llevó 6 años, se cerró con el reconocimiento de casi 6,000 reclamaciones por un valor total de 1,800 millones de dólares, que por los intereses habrían aumentado ya hasta los 7,000 millones.

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció el pasado miércoles el comienzo de un proceso para normalizar las relaciones diplomáticas con Cuba, rotas desde 1961, ante el fracaso de la política de aislamiento llevada a cabo durante décadas.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios