Cuba

Polémica entre grupo de DDHH de Miami y empresa de comunicaciones de Cuba por logo de Internet

Aunque muchas veces la imitación puede ser una forma de adulación o halago, no se sabe cuál es la razón por la que ETECSA, la compañía de telecomunicaciones de Cuba, utilizó el logo de Wi-Fi registrado para su campaña Conecta Cuba de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC), con sede en Miami.

En algunos de los informes más recientes de ETECSA para dar a conocer sus esfuerzos para ampliar el acceso a la Internet en Cuba, la empresa utilizó un estilizado símbolo Wi-Fi que incorpora los colores de la bandera cubana. Sin embargo, la FHRC dijo que es el mismo logo que la organización creó en el 2013 y una marca registrada con fecha 20 de mayo de 2014, para su campaña Conecta Cuba.

El objetivo de la campaña de la FHRC es “fortalecer el acceso abierto y sin censura a la Internet de la sociedad civil cubana, así como la habilidad para comunicarse libremente con cualquier persona en el mundo”.

En una carta abierta a ETECSA, la FHRC escribió: “Aplaudimos su trabajo (sobre todo si se tiene en cuenta que ustedes son un monopolio de telecomunicaciones administrado por el estado) por asociar nuestro logo Wi-Fi con lo que ustedes consideran es una auténtica ‘expansión de la Internet’ en Cuba. Queremos solo agregar que aún tienen un largo camino por recorrer”.

Cuba tiene una de las tasas de conexión más bajas de todo el continente, pero ETECSA está en proceso de crear más lugares con Wi-Fi públicos —creó 65 el año pasado y planea crear docenas más en el 2016— y dijo que lanzó un proyecto piloto que llevaría servicio de Internet de banda ancha, incluyendo conexiones caseras, a dos barriadas de La Habana.

En la carta, la FHRC culpa a ETECSA por los precios de censura que tiene —una hora de acceso Wi-Fi en los lugares de conexión cuesta el 10 por ciento del salario promedio mensual de los cubanos— y también por censurar el acceso a la Internet bloqueando algunos portales. De igual modo, agregó que escuchó informes de que “algunos blogueros han sido castigados por el gobierno cubano por expresarse libremente en los limitados servicios de Internet y de correo electrónico que ustedes brindan”.

La carta, enviada el martes por la tarde, dice: “ETECSA, gracias por reconocer nuestro trabajo para abogar por una Internet libre y abierta en Cuba. A nombre de nuestra organización, ¡bienvenido a la campaña Conecta Cuba!”.

ETECSA respondió rápidamente, dijo José Luis Martínez, director de medios de prensa y relaciones públicas de la FHRC.

 

En CubaSi, un portal oficial cubano que pertenece a ETECSA, el logo cambió, y se convirtió en un símbolo de conexión de color azul el mismo día que se mandó la carta.

La Internet también ha creado nuevas posibilidades para que el gobierno de la isla y los exilados cubanos entablen un diálogo. La tarde que se envió la carta, CubaSi y ETECSA colgaron en Twitter algunas declaraciones que podrían considerarse una respuesta. “Cuba está conectada por sí misma. Los terroristas sólo saben cómo se conectan los cables de las bombas”, escribió en español CubaSi.

  Comentarios