Cuba

EEUU repatria a balseros cuyos compañeros fueron baleados

Yarelys Ríos y su esposo, Denny Rumbaut, son dos de los seis balseros que recibieron disparos al salir de Cuba y llegaron a Miami el pasado fin de semana. Fueron tratados en el Jackson Memorial Hospital.
Yarelys Ríos y su esposo, Denny Rumbaut, son dos de los seis balseros que recibieron disparos al salir de Cuba y llegaron a Miami el pasado fin de semana. Fueron tratados en el Jackson Memorial Hospital. cmguerrero@elnuevoherald.com

La Guardia Costera de Estados Unidos anunció este miércoles que repatrió a 52 balseros cubanos, entre ellos 20 que iban en una balsa junto a otros seis inmigrantes heridos de bala, que fueron atendidos en hospitales estadounidenses y podrán permanecer en el país.

Los 52 cubanos, recuperados de tres precarias embarcaciones diferentes en los últimos días cuando intentaban alcanzar costas norteamericanas, fueron llevados este miércoles a Bahía de Cabañas, Cuba, precisó el comunicado de los guardacostas.


El sábado la Guardia Costera transportó a hospitales a seis heridos de bala que iban con otros 20 compañeros en una balsa, recuperada cerca de Cayo Hueso, Florida.

Dos de los heridos indicaron a la prensa local que desconocidos intentaron quitarles la embarcación cuando zarpaban de Cuba, y al no lograrlo, abrieron fuego.

Denny Rumbaut y su esposa, Yarelys Ríos, quien está embaraza, explican el lunes 28 de marzo, en Miami, cómo fueron heridos cuando abordaban una balsa para salir de Cuba. (Video por C. M. Guerrero | el Nuevo Herald)

Según las leyes estadounidenses, los cubanos que tocan suelo norteamericano pueden permanecer en el país, pero los que son capturados en el mar, son devueltos a Cuba. De allí que las víctimas transportadas a los hospitales podrán quedarse, mientras que sus compañeros fueron retornados.

El temor a perder los beneficios migratorios - vedados a los inmigrantes de otras nacionalidades - luego de que Washington y La Habana comenzaron un proceso de acercamiento en diciembre de 2014, ha generado una escalada en la llegada de cubanos tanto por mar como por tierra a territorio norteamericano.


“Las políticas migratorias no han cambiado por lo que urgimos a las personas a no lanzarse al mar en embarcaciones no aptas para navegar. Es extremadamente peligroso e ilegal”, dijo el capitán Mark Gordon de la Guardia Costera.

Durante el año fiscal 2015, que culminó en septiembre pasado, más de 43,000 cubanos entraron a Estados Unidos tanto por mar como por tierra, una cifra que no se veía en décadas.

Interceptan a 26 balseros cerca de Cayo Hueso, 7 heridos de bala por presuntos delincuentes

Desde octubre, 2,753 cubanos han intentando llegar en balsas a las costas estadounidenses, según cifras de la Guardia Costera.

  Comentarios