Cuba

Renuncia el director de la revista católica Palabra Nueva

El director de la revista católica cubana Palabra Nueva y portavoz de la Arquidiócesis de La Habana, Orlando Márquez, renunció el jueves a esas responsabilidades, que ha ejercido durante 25 años, por razones “estrictamente” personales y su convicción en la necesidad de cambios y renovación.

“Creo en la necesidad de los cambios y las renovaciones. Considero que ha llegado la hora de apartarme para que otros continúen la obra, según sus posibilidades y estilos, experiencias y vivencias, confiado en que siempre será al servicio de la Iglesia y de los lectores, desde la verdad y la caridad”, señala el periodista cubano en una misiva divulgada este jueves.

Márquez, creador de Palabra Nueva, recuerda que desde hace tiempo ha expresado de forma pública y privada su criterio de dejar de ser director de la revista cuando llegara el momento adecuado pues, asegura, no le gustan “los puestos vitalicios, al menos no para mí como laico”.

El periodista comunicó el jueves mismo su renuncia al Consejo de Redacción de la revista, decisión de la que informó hace unos días al arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, con quien mantiene unas relaciones “excelentes”.

“Trabajar junto a él (el cardenal) durante 25 años ha sido un privilegio y un aprendizaje constante, y añado una relación humana auténtica. Siempre agradeceré su amistad, confianza y cercanía”, resalta Márquez.

Palabra Nueva vio la luz en abril de 1992 y actualmente cuenta con una tirada mensual de 12,000 ejemplares, que son distribuidos en las parroquias y capillas del Arzobispado de La Habana.

Esta revista es una de las escasas publicaciones que se editan legalmente en la isla al margen del Estado cubano, que controla todos los medios de comunicación del país.

En los últimos años, además de su contenido religioso y pastoral, “Palabra Nueva” se ha distinguido por la publicación de artículos y análisis sobre la realidad económica y social del país y el proceso de reformas emprendido durante el mandato de Raúl Castro.

  Comentarios