Cuba

Oficiales del Minint cubano visitan base militar en Cayo Hueso

El coronel Idael Fumero Valdés, entrevistado por el diario Trabajadores el 30 de diciembre del 2014.
El coronel Idael Fumero Valdés, entrevistado por el diario Trabajadores el 30 de diciembre del 2014. Trabajadores

Altos oficiales del Ministerio del Interior de Cuba (Minint), entre ellos un coronel de la policía, visitaron el pasado 21 de abril instalaciones militares estadounidenses en Cayo Hueso, informó el miércoles el almirante Kurt Tidd, jefe del Comando Sur del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

La delegación cubana realizó una visita de un día a la sede de una fuerza conjunta del Comando Sur (Joint Interagency Task Force South, JIATF-S) en la base aérea y marítima de Cayo Hueso (Naval Air Station Key West Truman Annex).

“Fue una oportunidad de hablar abiertamente de las redes (de narcotráfico) que amenazan la región, a través de América Latina, el Caribe y hasta los Estados Unidos”, dijo el almirante Tidd a la junta editorial del Miami Herald y el Nuevo Herald sin dar más detalles de lo discutido.


Según información provista por una vocera del Comando Sur, los oficiales cubanos pernoctaron en un hotel local y el 22 de abril visitaron, además, la base de la Guardia Costera para el sector de Cayo Hueso.

Al frente de la delegación cubana estaba el coronel Idael Fumero Valdés, jefe de investigaciones de la Policía Nacional Revolucionaria supeditada al Minint. También lo acompañaron la teniente coronel Imandra Oceguera Coll, de las Tropas Guardafronteras, y el teniente coronel Héctor González Hernández, de la Dirección Nacional Antidrogas.

En su visita a la JIATF-S, los oficiales del Minint—junto a Joel Lago Oliva, primer secretario de la embajada de Cuba en Washington—recorrieron las instalaciones y se reunieron con altos funcionarios, entre ellos el director general y el subdirector de esa fuerza, así como varios directores de distintas áreas y coordinadores por países.


La Joint Interagency Task Force South es un centro que maneja información sensible de operaciones para desmantelar las rutas del narcotráfico y detectar amenazas para la seguridad nacional en América Latina y el Caribe.

Antonio Guerrero, uno de los miembros de la red de espionaje cubano conocido como Red Avispa, fue acusado en 1998 de intentar obtener información sobre el edificio que sería la nueva sede de la Joint Interagency Task Force East (luego renombrada South), mientras trabajaba como conserje en la base naval de Boca Chica en Cayo Hueso.

La visita de los oficiales cubanos no había trascendido hasta ahora. Ni el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba ni el Departamento de Estado de Estados Unidos publicaron información al respecto.


Tidd mencionó el interés de establecer diálogos directos con militares cubanos aunque consideró que el progreso de la relación dependería del “grado de comodidad” que sintiera la parte cubana. Actualmente, la embajada estadounidense no cuenta con agregado militar sino con un representante de la Guardia Costera, teniente comandante Derek L. Cromwell, quien también acompañó a los oficiales del Minint durante su visita a las instalaciones militares en Cayo Hueso.

El almirante hizo además referencia a la participación de Cuba en una conferencia regional sobre seguridad en el Caribe celebrada en Jamaica en enero y auspiciada por Estados Unidos.

“Fue interesante, fue la primera oportunidad para interactuar y creo que ambas partes estaban pendientes de la otra para ver cómo eso evolucionaba pero comenzamos a hablar...y compartimos preocupaciones mutuas sobre la situación de seguridad” en el área, comentó el comandante, quien recalcó que la nueva política hacia Cuba permitía eliminar las preocupaciones de otros países por la ausencia de representantes de la isla en ese tipo de conferencias.


“Pudimos hablar mucho más claramente de los temas que nos interesan y descubrimos que existe un significativo entendimiento mutuo de cuáles son las preocupaciones con respecto a la seguridad”, añadió.

En esa ocasión, la delegación cubana estuvo encabezada por Gustavo Machín Gómez, subdirector general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, un diplomático que había sido expulsado de Estados Unidos acusado de espionaje.

En otro momento de la conversación, al referirse a la preocupación de su gobierno por el interés de naciones como Rusia, China e Irán de expandir su influencia en la región, opinó que Cuba, un país con estrechos lazos con las tres, “al mirar hacia el futuro tendrá que tomar algunas decisiones sobre lo que tiene sentido y si esos lazos cercanos sirve a sus intereses como miembros de esta región y a sus socios en la región”.


Tidd fue nombrado en enero al frente del Comando Sur del Departamento de Defensa, basado en Doral, y que se encarga de proteger los intereses de seguridad nacional de EEUU en América Latina y el Caribe.

El almirante descartó una visita a Venezuela, debido a la situación actual así como a Brasil, sacudido por una crisis política que puede ver destituida a su presidenta Dilma Rouseff.

La reportera del Miami Herald Carol Rosenberg contribuyó a este reporte.

Nora Gámez Torres: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios