Cuba

Unidad para lograr mayor peso, piden disidentes y exilio cubano en Miami

Disidentes de Cuba sostuvieron un debate la noche del miércoles con grupos del exilio en Miami, donde convinieron en la importancia de la unión para tener mayor peso y dejar de estar al margen del proceso de acercamiento iniciado por Washington y La Habana.

“Esto va mas allá de posicionamientos” diversos dentro de la oposición interna cubana y las agrupaciones de la diáspora de la isla, afirmó el activista Darsi Ferret, uno de los organizadores del evento que reunió a un centenar de personas en un centro cultural en la Pequeña Habana, emblemático barrio cubano de Miami.

“Tenemos una necesidad imperiosa de tener herramientas que nos ayuden a caminar en un mismo sentido, para poder tener el peso que necesitamos. Ahora mismo estamos fuera, nadie nos está tomando en cuenta”, dijo Ferret.

“Es obvio que el gobierno de Cuba va a intentar imponer su agenda y el gobierno de Estados Unidos va actuar de acuerdo a sus intereses. (…) El tema no es cuestionarse lo que está diciendo cada gobierno, es estar presentes como sociedad civil y tener una agenda propia”, dijo el disidente Eliecer Avila.

Además de Avila, quien estuvo arrestado brevemente luego del sorpresivo anuncio en diciembre de La Habana y Washington de que buscarían un acercamiento tras medio siglo de enemistad, entre la media docena de opositores que llegaron a Miami estaba Manuel Costa Murúa, Dagoberto Valdés y Wilfredo Vallin.

Otros, como Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, y Guillermo Fariñas, premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2010, no pudieron viajar a Miami, ciudad que aloja a cerca de la mitad de los dos millones de cubanos que residen en Estados Unidos.

Durante el encuentro, tanto disidentes como representantes del exilio coincidieron en que lo más importante era lograr la unidad pese a la divergencia de posiciones entre los grupos, ya que todos buscan el objetivo común de democratizar Cuba.

“La unidad es buena. Ahora, fundamental es la libertad de todos los cubanos y los derechos de todos los cubanos”, estimó Rosa María Payá, hija del disidente Oswaldo Payá fallecido en 2012 y quien ha sido crítica del acercamiento entre Cuba y Estados Unidos.

Entre las propuestas que fueron lanzadas durante el debate, estuvo el envío de una delegación de opositores de Cuba y el exilio a la Cumbre de las Américas en Panamá o la conformación de una especie de Parlamento con miembros de ambos lados del Estrecho de Florida, que separa a ambos países.

Miami, Florida, alberga a numerosos grupos del exilio, desde los de línea más dura, que rechazan cualquier negociación con el gobierno castrista, hasta los que favorecen alternativas democráticas que surjan desde el interior de Cuba.

  Comentarios