Cuba

Activistas de UNPACU realizarán ayuno para apoyar huelga

El disidente cubano José Daniel Ferrer, durante una conferencia de prensa en la sede de la UNPACU.
El disidente cubano José Daniel Ferrer, durante una conferencia de prensa en la sede de la UNPACU. rkoltun@elnuevoherald.com

Dos centenares de activistas de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) realizarán un ayuno desde el miércoles y durante 12 horas, en solidaridad con una docena de disidentes que se encuentran en huelga de hambre a lo largo de todo el país.

En una nota firmada por el opositor José Daniel Ferrer, se advierte sobre la importancia de acciones como estas para “llamar la atención de gobiernos, parlamentos y organizaciones del mundo libre sobre lo que está aconteciendo en Cuba”.

Lisandra Robert Salazar, representante de los presos políticos en la Unpacu, conversó con 14ymedio sobre los motivos del ayuno. “Queremos apoyar a los hermanos que se encuentran en huelga de hambre, especialmente al líder juvenil Carlos Amel Oliva y a Guillermo Fariñas”. La opositora calcula que “al menos 200 personas se van a sumar al ayuno”.

“Todavía no sabemos si vamos a podernos congregar en algunos puntos para el ayuno”, explica Robert Salazar, quien también asegura que tienen pensado “hacer varios grupos pero está en dependencia de cómo lo tome la policía política y de cuánta represión esté dispuesta a usar contra nosotros”.

El propio Ferrer, en conversación con 14ymedio en Miami, desde donde seguirá su ayuno, corrobora: “Tenemos a más de 200 activistas de Unpacu dispuestos a participar”. Entre ellos, se incluyen miembros del Movimiento Democracia, de la Fundación Nacional Cubano-Americana y de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba. Ferrer informa que obtuvieron un permiso de las autoridades para realizar una vigilia de tres horas frente al restaurante Versailles, pero que él apoyará el ayuno solidario durante todo el día. Además, asegura que participarán también activistas en otras ciudades de EE UU, como Nueva Jersey, Austin y Houston, así como simpatizantes acompañándolos desde otros países, Suecia y Puerto Rico entre ellos.

En cuanto a la salud de los huelguistas, declara que están “muy preocupados”. “Vamos a estar observando en todo momento cómo evoluciona la salud de cada uno de ellos y tenemos en planes, llegado un momento crítico, pedirle que sus vidas son muy necesarias y que Cuba los necesita mucho. Es preferible preservar sus vidas que obtener la disminución de la represión a tan alto costo”, confiesa Ferrer. “Sabemos la legitimidad de sus demandas y que cuando se llega a situaciones tan críticas como las que estamos presentando en Cuba, con el incremento de la represión, generalmente hay cubanos valientes que asumen pagar un alto costo por la condena de ese aumente de la represión”.

Ovidio Martín, coordinador general de la Unpacu, precisa desde Santiago de Cuba que en estos momentos son 19 los huelguistas de hambre. “Son trece días de la huelga de Carlos Amel, que fue quien inició esta acción para denunciar las golpizas y la represión del régimen, así como el robo de diferentes pertenencias de los opositores”, recordó Martín.

Martín también denuncia estar vigilados “por tropas de la policía política”. “Quieren evitar cualquier tipo de contacto con nuestros activistas”, asegura. “Seguimos exigiéndole al régimen respeto. Los hermanos escogieron esta forma de protesta. A menos que no le exijamos al opresor, éste no le dará nada al oprimido, por eso exigimos”, concluyó.

Guillermo Fariñas, en su quinta jornada de huelga de hambre y sed que se cumple este lunes, confiesa que está “muy decaído y con mucho sueño”. El Premio Sájarov del Parlamento Europeo conversó telefónicamente con 14ymedio y envió un mensaje a otros activistas que se han incorporado al ayuno “Todo el que se sume será bienvenido porque esta huelga de hambre es para todos”, aunque aclaró que no le pide a nadie que se sume.

“Hacemos esta huelga de hambre para evitar que haya otros muertos dentro de Cuba. Cuando yo caiga se me llevará a un hospital”, detalló Fariñas. “Solo se me puede llevar al hospital cuando pierda el conocimiento”, recalca. Esas son las instrucciones que ha dado entre familiares y miembros de su organización opositora.

Fariñas acusa al “coronel del Ministerio del Interior y espía convicto René González” de estar al frente de un supuesto “grupo de acciones ejecutivas” y de estarlo esperando en el cuerpo de guardia del hospital de Santa Clara. El opositor sostiene que hay un plan para asesinarlo en ese lugar.

“Entiendo que el exilio y los amigos están preocupados por mi salud, y lo agradezco”, declaró a este diario Fariñas, “pero deben entender que hay momentos en que los opositores más reconocidos nacional e internacionalmente deben hacerse responsables de lo que está ocurriendo. En estos momentos está ocurriendo una masacre contra nuestros hermanos y hermanas. Los más conocidos debemos llevar adelante acciones activas para que se detenga este tipo de golpizas”.

  Comentarios