Venezuela

Nueva página web facilita el envío de remesas a Venezuela

Un grupo de banqueros venezolanos se han propuesto simplificar el envío de remesas a Venezuela y han creado una plataforma electrónica de compra y venta de dólares que permite enviar remesas al país sudamericano a un tipo de cambio libre sin violar las leyes de ninguno de los dos países.
Un grupo de banqueros venezolanos se han propuesto simplificar el envío de remesas a Venezuela y han creado una plataforma electrónica de compra y venta de dólares que permite enviar remesas al país sudamericano a un tipo de cambio libre sin violar las leyes de ninguno de los dos países. Fuente: MercaDolar.com

Enviar dinero desde Estados Unidos a Venezuela suele ser un emprendimiento complicado para muchos, dados los estrictos controles cambiarios del régimen de Nicolás Maduro, la enorme diferencia entre el tipo de cambio oficial y el ilegal tipo de cambio paralelo y los riesgos de operar en el mercado negro.

Pero un grupo de banqueros venezolanos se ha propuesto simplificar este tipo de operaciones y han creado una plataforma electrónica de compra y venta de dólares que permite enviar remesas al país sudamericano a un tipo de cambio libre sin violar las leyes de ninguno de los dos países.


“Enviar dinero a Venezuela ha sido por ahora un rollo [todo un lío], porque tienes que buscar personas que conozcas y en la que tengas confianza”, comentó en una entrevista Hugo Padilla, Gerente de Desarrollo Empresarial de MercaDolar Inc.

“Para atender esa necesidad es que creamos una plataforma económica para hacer más fácil todo este proceso de unir compradores y vendedores, que descansa sobre un suelo de seguridad, que son las leyes de Estados Unidos”, agregó.


Padilla dijo que la empresa cuenta con más de 4,800 clientes registrados en el sistema, y la plataforma actualmente realiza entre 50 y 100 operaciones al día.

La plataforma, disponible online a través de la página MercaDolar.com, funciona como un sistema de bolsa electrónico donde los vendedores de dólares en Estados Unidos, deseosos de enviar dinero a algún familiar, colocan los montos que quieren vender al tipo de cambio que desean obtener, explicó Padilla.

Los compradores, a su vez, seleccionan entre las múltiples ofertas de venta disponible aquella que les parece más ventajosa para realizar la operación.


El único limitante, comenta Padilla, es que ambas partes en la operación —tanto el comprador como el vendedor— deben contar con cuentas bancarias en Estados Unidos.

Esto es necesario porque los dólares a ser vendidos pasan de una cuenta en Estados Unidos a una cuenta scrow de MercaDolar, para luego pasar a la cuenta en Estados Unidos del comprador, una vez que éste haya transferido los bolívares a una cuenta en Venezuela designada por el vendedor.

La plataforma tampoco opera con tarjetas de crédito.

“Utilizamos el sistema ACH, y debitamos el dinero de las cuentas de las personas”, como hacen muchas compañías en Estados Unidos”, dijo.

Padilla señaló que está operación es totalmente legal, dado que la transferencia de dólares se produce en Estados Unidos y no en Venezuela, donde las autoridades prohíben las operaciones cambiarias a tasas de mercado y obligan a los vendedores a deshacerse de sus divisas a un tipo de cambio muy inferior.

Los compradores y los vendedores comparten los costos de la operación, pagando cada uno una tasa del cuatro por ciento del monto de dólares vendidos.

MercaDolar, considerada como una compañía de tecnología financiera, operan en un primer tramo con montos que van desde los $50 a los $750. La plataforma permite procesar mayores montos, pero este tipo de operaciones son sometidas a un mayor escrutinio para cumplir con los requisitos antilavado de Estados Unidos.

Padilla dijo que la empresa realiza un gran esfuerzo por mantener la transparencia y manteniendo informados a sus clientes sobre cada uno de los pasos de la operación.

“Mantenemos a las personas informadas sobre cómo va el dinero”, dijo.

La escasez de oferta de dólares y el difícil acceso a los sistemas cambiarios oficiales han obligado a los venezolanos a incurrir en el mercado negro para tratar de conseguir las divisas que necesitan.

Pero pese a las dificultades en conseguir dólares, son cada vez mayores el número de venezolanos que acuden a la moneda estadounidense para protegerse del proceso de hiperinflación en que ha ingresado la economía venezolana.

Según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, Venezuela podría registrar una tasa de inflación cercana al 1,700 por ciento. Economistas especializados en el país petrolero, sin embargo, estiman que la tasa podría ser mucho mayor, dado la acumulación de distorsiones que presenta la economía venezolana.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM

  Comentarios