Venezuela

Venezuela alerta a OEA de que sanciones de EEUU preceden intervención militar

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez
La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez Miami

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, alertó el jueves a la OEA de que las sanciones impuestas la semana pasada a siete funcionarios venezolanos son un preludio de una “intervención militar” destinada a apoderarse de las reservas petroleras del país sudamericano.

“La historia ha demostrado que la aplicación de decretos de esta naturaleza suelen preceder a intervenciones militares. Y por eso hemos venido a esta organización a alertar”, dijo Rodríguez en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington.

“Alertamos de que esa es la amenaza real que se siente hoy contra Venezuela, contra su Gobierno legítimo y contra su pueblo (…) y de que intereses hegemónicos pretenden apoderarse de la mayor reserva de petróleo del mundo”, afirmó la canciller.

Rodríguez alertó de que, bajo la declaración de “emergencia nacional” emitida la semana pasada por el presidente, Barack Obama, “es muy amplia la potestad para que el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro de EEUU imponga sanciones a no importa quién”.

“Otros organismos, como Unasur y ALBA han alertado (…) de la violación (por parte de estas sanciones) del principio fundamental de independencia y que violenta nuestra sagrada soberanía”, indicó.

“El pueblo de Venezuela no va a permitir que se violente ni su soberanía política, ni económica, ni cultural”, advirtió la canciller, y aseguró que las sanciones no afectan solo a los siete funcionarios afectados, como ha defendido EEUU.

La ministra consideró “muy preocupante que un puñado de congresistas (estadounidenses) hayan tejido una amenaza semejante contra Venezuela”, y dijo que esos legisladores, “por sus intereses económicos propios, no pueden decidir sobre un país entero, no pueden violentar las normas internacionales”.

Rodríguez sostuvo que su Gobierno cree en la “solución pacífica de las controversias”, y ya hace un año tendió “la mano a EEUU” para iniciar “un diálogo en condiciones de respeto y en condiciones de igualdad”.

A la sesión de hoy en la OEA asisten algunos altos funcionarios de varios países del continente, como la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo, o el canciller argentino, Héctor Timerman.

Según fuentes diplomáticas consultadas por Efe, por el momento no se espera que de la sesión de hoy salga una declaración de la OEA sobre la tensión entre Estados Unidos y Venezuela, como las que ya han emitido la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios