Venezuela

Fracasa en la OEA resolución contra Constituyente de Maduro

VENEZOLANOS PROTESTAN este lunes cerca de la sede de la reunión de la OEA en Cancún, México.
VENEZOLANOS PROTESTAN este lunes cerca de la sede de la reunión de la OEA en Cancún, México. EFE

La Organización de los Estados Americanos no logró aprobar el lunes una resolución que solicitaba al régimen de Nicolás Maduro que abandone la convocatoria de una Asamblea Constituyente, al final de una larga reunión de cancilleres en que los aliados del chavismo lograron imponerse.

La resolución, que también solicitaba al gobierno de Caracas respetar los derechos humanos, fue negada después de no lograrse los 23 votos necesarios, equivalente a dos tercios del total.

“Mientras aquí no podemos llegar un acuerdo, la violencia sigue en la calle de Venezuela”, dijo el canciller de México, Luis Videgaray. “Lo que esta ocurriendo en Venezuela es algo extraordinariamente grave. Hay una ruptura del orden democrático y se necesita un nuevo proceso de acercamiento político”.

En la votación final, la propuesta negociada por un grupo amplio de países solamente obtuvo 20 votos a favor, ocho abstenciones, cinco en contra y una ausencia —la de Venezuela—, mientras que la otra iniciativa, de San Vicente y las Granadinas, menos crítica del gobierno venezolano, sólo tuvo ocho votos a favor.

La resolución fue sometida a votación bajo protesta de Venezuela, cuya canciller, Delcy Rodríguez, pronunció una breve declaración de rechazo antes de abandonar el salón en protesta.

“Nosotros no reconocemos esta reunión, como tampoco reconocemos el resultado que de ella devenga. […] Indistintamente de lo que de aquí salga, Venezuela no lo va a avalar”, manifestó la canciller.

La representante venezolana manifestó en su discurso que la Asamblea Constituyente es un mecanismo de diálogo planteado por Maduro para tratar de solucionar la crisis venezolana.


Los países del Caribe salieron a batear el lunes a favor del régimen de Nicolás Maduro durante la sesión, exigiendo a la organización que se abstenga de pedirle al régimen que no realice la Asamblea Constituyente.

Entre estos estaba el jefe de la delegación de San Vicente y las Granadinas, Camilo Gonsalves, quien argumentó que esa solicitud sería un acto de intervencionismo.

“La convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente no viola los derechos humanos, no viola las leyes, no viola la separación de poderes, no viola los procesos constitucionales de Venezuela […] Entonces, yo me pregunto, ¿por qué nosotros, en la OEA, vamos a pedirle a Venezuela en una declaración no hacer algo que es legal hacer?”, manifestó Gonsalves, quien es representante permanente de su país ante las Naciones Unidas.

Otras de las naciones caribeñas que manifestaron sus objeciones calificaron la resolución puesta en votación en la OEA como “una manifestación de la falta de consideración para con los principios que la organización garantiza defender”.


Mientras los cancilleres alistaban su encuentro, decenas de miles de opositores salieron a las calles de Caracas al grito de “¡¿Quiénes somos?! ¡Venezuela! ¿Qué queremos? ¡Libertad!”, en un nuevo intento para marchar hacia la sede del Consejo Nacional Electoral, en el centro de la capital.

Venezuela, agobiada por una desesperante escasez de alimentos y medicinas, se encuentra inmersa adicionalmente en una etapa de volatilidad política despertada por acusaciones de que Maduro perpetró un golpe de Estado a cuentagotas para permanecer en el poder.

El impopular gobernante bolivariano, cuya aprobación de gobierno no supera los 15 puntos, ofreció como solución realizar una Asamblea Constituyente para reformular la Constitución, pero los mecanismos que ofreció para seleccionar a los nuevos representantes no están contemplados en la actual carta magna.


Los críticos de la iniciativa acusan a Maduro de pretender seleccionar a la nueva Asamblea Constituyente a dedo para crear una constitución a su medida.

Entretanto, el gobernante mantiene su ola represiva contra las manifestaciones emprendidas en su contra y el lunes la Fiscalía de Venezuela confirmó la muerte de otro joven de 17 años que estaba protestando en las calles.

El deceso eleva a 75 el número de muertes registradas durante 80 de protestas.

El joven, Fabián Urbina, murió tras recibir una herida de bala en el pecho.

Este artículo fue complementado con los servicios cablegráficos de el Nuevo Herald

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM

  Comentarios