Venezuela

Constituyente de Maduro propina estocada final a la República de Venezuela

Partidarios del régimen de Nicolás Maduro hicieron el lunes en Caracas una parodia callejera con la personificación del “Tío sam” capturado por un soldado venezolano.
Partidarios del régimen de Nicolás Maduro hicieron el lunes en Caracas una parodia callejera con la personificación del “Tío sam” capturado por un soldado venezolano. AP

La Asamblea Constituyente del régimen de Nicolás Maduro asumió el viernes las competencias legislativas de la Asamblea Nacional, en lo que es visto como la estocada final al ordenamiento democrático de la República de Venezuela.

Expertos dijeron que el decreto emitido por la cuestionada Asamblea Constituyente pretende otorgarle al régimen un formato de legitimidad para obtener nuevos préstamos sin la autorización de la Asamblea Nacional, norma establecida por la Constitución, pero el paso termina por condenar a la irrelevancia al cuerpo legislativo.

“Esta es la expresión del fin de todo vestigio de lo que fue la República de Venezuela”, manifestó Carlos Blanco, ex presidente de la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE). “La Asamblea Nacional representaba esa huella republicana [y con el anuncio del viernes] ya eso desaparece”.

La ex presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla coincidió. “Eliminado último vestigio de democracia en #Venezuela”, manifestó la ex mandataria en su cuenta de Twitter, antes de agregar: “@OEA_oficial debe sesionar, gobiernos romper lazos diplomáticos y acentuar sanciones. […] El de #Venezuela ha sido el golpe de estado más anunciado de la historia. Con pausa, metódico y sin sonrojo.”


El decreto emitido por la Asamblea Constituyente autoriza asimismo a dictar leyes “sobre las materias dirigidas directamente a garantizar la preservación de la paz, la seguridad, la soberanía, el sistema socioeconómico, financiero, los fines del Estado y la preminencia de los derechos de los venezolanos”.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, aseguró que el régimen de Nicolás Maduro dio el viernes un nuevo paso en sus esfuerzos por instaurar una dictadura en el país y convertir al país sudamericano en una nueva Cuba.

“La constituyente, que es fraudulenta, no se da cuenta que más de 50 países en el mundo han dicho que no reconocen sus actos, porque está haciendo lo que el mundo entero advertía, que es instalar una dictadura en Venezuela”, manifestó Borges en una entrevista telefónica con el Nuevo Herald.


“Hoy lo que hacen es dar un paso adelante al vaciar de todas las competencias de la Constitución al parlamento venezolano, y asumirlos ellos de facto”, insistió.

Con el decreto emitido el viernes, el régimen continúa con “su plan, que no es otra cosa que implantar en Venezuela una segunda Cuba”, dijo.

Esa es la razón por la que es tan importante que América Latina y los Estados Unidos tengan claro lo que podría significar para la paz y la seguridad en el hemisferio tener una segunda Cuba en la región, esta vez con las mayores reservas de petróleo de Occidente, explicó.

“Es importante entender el peligro que eso es para la región”, enfatizó.


“La comunidad internacional tiene que seguir presionando democráticamente para que logremos que el pueblo venezolano tenga elecciones libres, para que los venezolanos puedan decidir su futuro, porque en Venezuela lo que el gobierno ha venido cerrando y destruyendo es la capacidad de elegir de los venezolanos”, manifestó.

El decreto fue aprobado por los 545 miembros oficialistas de la cuestionada Asamblea Constituyente, cuya elección fue convocada ilegalmente por Maduro y luego desembocó en un proceso fraudulento denunciado alrededor del mundo.

Nelson Chitty La Roche, escritor y ex diputado venezolano, explicó el principal objetivo del decreto es legitimar a la Asamblea Constituyente para que pueda aprobar una serie de endeudamientos que el régimen busca contratar.

Se trata de una serie de operaciones que la Asamblea Nacional se había negado a aprobar “por carecer de congruencia, y coherencia” desde el punto de vista de la política económica, dijo Chitty La Roche.

Pero el régimen no va a engañar a nadie.

“Lo único que quiere el gobierno es aparentar la capacidad legal para aprobar los empréstitos”, a través de un proceso de desconocer paulatina y sistemáticamente las competencias de la Asamblea Nacional, dijo Chitty La Roche.

“Pero el mundo ya sabe, América Latina sabe y Estados Unidos sabe que se trata de un Estado Forajido y de una camarilla de usurpadores que quiere y pretende ocupar espacio para los cuales no cuenta con la quiescencia y la soberanía que acuerda la elección popular”, agregó.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM

  Comentarios