Venezuela

Consideran incompleta la amnistía de Chávez

La activista Patricia Andrade asegura que la amnistía de Chávez no incluye muchos casos que merecen atención urgente.
La activista Patricia Andrade asegura que la amnistía de Chávez no incluye muchos casos que merecen atención urgente. The Miami Herald

Activistas y exiliados venezolanos en Miami comenzaron el nuevo año calificando de incompleta y confusa la ley de amnistía anunciada por el presidente Hugo Chávez Frías hace unos días.

"La medida del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de sobreseer causas de índole política, es una medida positiva, pero en esta amnistía no están incluidos casos que merecen atención urgente'', declaró Patricia Andrade, la presidenta de la Fundación Venezuela Vigilante, la cual está basada en Miami y se dedica a pedir la libertad para los presos políticos en el país sudamericano.

Andrade agregó que, al momento de hacerse pública la amnistía en el último día del 2007, el Estado venezolano tenía en custodia, por causas políticas, a 33 ciudadanos "a quienes se les ha negado un proceso judicial imparcial, y todo recurso que pudiese reparar los graves errores procesales que han caracterizado estos juicios''.

Dos de ellos fueron dejados en libertad el 1 de enero por la noche.

El día de Noche Vieja, Chávez anunció la firma de un Decreto Ley de Amnistía que está centrada casi exclusivamente en los hechos del 11 de abril del 2002. La ley se publicó ayer en un número extraordinario de la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

Sin embargo, decenas de exiliados venezolanos en la Florida no se beneficiarán de la amnistía, pues el mandatario dejó claro que quienes no se hayan entregado a la justicia, es decir, que estén prófugos o exiliados, quedarán excluidos.

Andrade señaló que muchos casos que según ella merecen atención urgente, no caen dentro de la amnistía, como los de los comisarios Iván Simonovis, Lázaro Forero y Henry Vivas, procesados por los sucesos del 11 de abril del 2002, así como otros como los de las embajadas de Colombia y España del 2003 y el del asesinato del fiscal Danilo Anderson del 2004.

"La amnistía no está completa'', aseveró José Antonio Colina, ex teniente de la Guardia Nacional de Venezuela y asilado en Estados Unidos desde el 2003. "Siento una profunda rabia porque esta amnistía se burla de todo el pueblo de Venezuela y de todas las personas que confiaron en los buenos sentimientos del presidente''.

Colina --junto a otros militares disidentes-- fue implicado por la fiscalía venezolana en los atentados explosivos contra las sedes diplomáticas de Colombia y España en Caracas, acusaciones que él niega.

El ex teniente agregó que excluir casos por tener causas de lesa humanidad era una "jugada magistral'' por parte de Chávez.

"No abarca a los que realmente tienen persecución política'', acotó Colina. "Es una medida que sólo favorece a esas personas que tuvieron una participación con el 11 de abril del 2002''.

Edgar Quijano, el secretario de asuntos laborales de UNAPETROL, el sindicato de empleados de la petrolera nacional PDVSA, está en Miami desde el 2004 luego de ser acusado de varios delitos en conexión con el paro opositor de finales del 2002. Quijano se reunió ayer con docenas de petroleros exiliados que ahora viven en Miami.

"Tenemos que ver de qué forma nos favorece la amnistía'', señaló Quijano, quien en un principio está excluido de la medida porque es considerado prófugo de la justicia.

En Venezuela, diversos sectores solicitaron ayer la pronta liberación de todos los beneficiados, y pidieron la ampliación de la ley.

Miembros del Foro Penal Venezolano, del Comando Nacional de la Resistencia, familiares de los presos políticos, organizaciones no gubernamentales y miembros del movimiento estudiantil se reunieron en una plaza en el este de Caracas con el objetivo de solicitar que se incluya en el decreto de ley de amnistía a todos los perseguidos por hechos políticos.

Frente a la sede de la DISIP, la policía de inteligencia del gobierno, también se presentaron miembros del movimiento estudiantil venezolano y leyeron un comunicado en el que consideran que la amnistía es un buen comienzo para la reconciliación nacional, y que la sociedad rechaza la persecución y la intolerancia para favorecer el reencuentro y la paz.

Los estudiantes pidieron que se incluyera a Simonovis, Florero y Vivas en la amnistía, y que se ‘‘pase la página completa y no por partes''.

Por su parte, Andrade señaló que mientras haya presos políticos no se pasará la página en Venezuela.

"Seguiremos con perseguidos y con asilos'', aseguró la activista. "Tenemos que seguir luchando por ellos''.

hpoleo@elnuevoherald.com

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios