Venezuela

Inminente liberación de otros tres rehenes

Carolina Perez (izq.) y Juan Sebastián Lozada, familiares de los tres legisladores colombianos secuestrados por las FARC en el 2001, durante una conferencia de prensa en Caracas el pasado 4 de febrero. Las familias de los rehenes viajaron a Venezuela en espera de la anunciada liberación de sus seres queridos.
Carolina Perez (izq.) y Juan Sebastián Lozada, familiares de los tres legisladores colombianos secuestrados por las FARC en el 2001, durante una conferencia de prensa en Caracas el pasado 4 de febrero. Las familias de los rehenes viajaron a Venezuela en espera de la anunciada liberación de sus seres queridos. AP

Una comisión humanitaria compuesta por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y el gobierno de Venezuela esperaba anoche, al cierre de esta edición, la entrega sin condiciones de tres políticos enfermos que llevan hasta siete años secuestrados por las FARC.

Fuentes del CICR y otras cercanas al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, indicaron ayer por separado a El Nuevo Herald que los tres secuestrados llevan varios días caminando por selvas colombianas para llegar al lugar en que serán recibidos por la comisión humanitaria.

Entretanto, crece la expectativa por la presunta próxima liberación de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, para lo que el gobierno de Francia mantiene contactos con las FARC.

Fuentes cercanas al gobierno de Venezuela dijeron que "la liberación de Ingrid Betancourt sabemos que va a ser muy pronto'', pero no dieron detalles, mientras que las fuentes del CICR explicaron que no suelen comentar sobre estos temas.

La senadora colombiana Piedad Córdoba, gestora espontánea junto con Chávez de la liberación de secuestrados de las FARC, hizo una declaración similar a Radio Francia Internacional.

Los políticos, que según las fuentes hoy quedarían en libertad, son Luis Eladio Pérez, Orlando Beltrán y Gloria Polanco, todos gravemente enfermos y llevan hasta siete años amarrados a árboles en la selva amazónica o confinados en jaulas de alambre de púas.

Los miembros de la comisión intermediaria "han sido muy prudentes pero el corazón nos dice que faltan pocas horas'', dijo ayer desde Caracas Angela de Pérez, esposa del senador Luis Eladio Pérez, cuyo deterioro físico es patente en las últimas pruebas de vida que los secuestradores entregaron en diciembre pasado.

Doce familiares de los políticos secuestrados están en Caracas desde hace varios días y ayer fueron contactados por enviados de Chávez, que les pidieron estar listos desde anoche para la inminente liberación.

"Creo que estamos por llegar a la recta final, estamos emocionados, entusiasmados'', agregó Angela de Pérez.

Tras el aviso de Chávez, la mayor parte de los familiares salieron del Hotel Meliá, en el que se alojan, a comprar regalos en varios centros comerciales. Las mujeres también fueron a acicalarse en salones de belleza.

Las fuentes explicaron que los liberados serán recogidos por la comisión en un punto selvático, resumiblemente en Colombia, y luego los llevarán en avión a Caracas, donde se reencontrarán con sus familias.

Más tarde serán sometidos a exámenes médicos en un área habilitada al efecto en el Hotel Meliá.

Por último, los tres liberados irán al palacio presidencial de Miraflores, donde se reunirán con Chávez y la senadora colombiana Piedad Córdoba.

Sergio Pérez, hijo de Luis Eladio Pérez, declaró que "por los pasos que se vienen dando, por los pronunciamientos que se vienen dando, tenemos entendido que el operativo esta vez va a ser diferente al de [la ex candidata vicepresidencial] Clara [Rojas] y [la ex congresista] Consuelo [González de Perdomo]; va a ser de una manera más discreta, más prudente, para garantizarle la vida a las personas que vienen en camino''.

Recientemente, Chávez declaró: "Ya estamos enganchados. Han pedido que avancemos sin prisa pero sin pausa y eso es lo que vamos a hacer''.

Según las fuentes que se consulten, las FARC tienen entre 750 y 3,000 secuestrados, de los cuales 43 son parte del grupo conocido como de "los canjeables'', formado por por policías, políticos, militares y tres ciudadanos estadounidenses que el grupo terrorista plantea cambiar por todos los miembros de su organización presos en las cárceles de Colombia y Estado Unidos.

Las FARC mantienen a los demás secuestrados en condiciones infrahumanas hasta que que sus familias pagan millonarias cifras por su libertad. Si mueren en cautiverio, los terroristas negocian los cadáveres.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios