Venezuela

Acusado en el ‘Valijagate' se niega a testificar a su favor

Guido Alejandro Antonini junto a Franklin Durán (derecha).
Guido Alejandro Antonini junto a Franklin Durán (derecha). Archivos del Herald

El empresario venezolano Franklin Durán, enjuiciado en una corte federal de Miami por su presunta participación como agente del gobierno venezolano, renunció el martes a testificar a su favor, en una estrategia para evitar un impacto negativo de un potencial interrogatorio cuando el juicio avanza en sus jornadas finales.

Durán respondió con un "correcto, su señoría'' cuando la jueza Joan Lenard le preguntó nuevamente si renunciaba a su derecho a declarar como testigo en su propio caso.

La negativa de Durán se produjo durante una jornada de discusiones sobre los argumentos que tanto la defensa como la fiscalía expondrán ante el jurado, antes de que éste comience sus deliberaciones.

La jueza Lenard dio luz verde sólo a cinco piezas de la evidencia presentada por el abogado defensor de Durán, Ed Shohat, de entre más de una docena que el jurista argumentó el martes en una sala con la ausencia del jurado.

Con las pruebas, Shohat busca demostrar no sólo las inconsistencias del testigo estrella del caso, Alejandro Antonini, sino que el ex socio de Durán, que fue detenido en agosto del año pasado en un aeropuerto de Buenos Aires con un maletín que contenía $800,000, planeó con el FBI una compleja estrategia para "entrampar'' a su amigo de dos décadas en un juicio "fabricado'' por los agentes federales.

Entre las pruebas aceptadas por la jueza Lenard, para que Shohat las presente como argumento ante el jurado, están los extractos de los mensajes de texto de julio del 2007 entre Antonini y el joven Daniel Uzcátegui, hijo del vicepresidente de la petrolera venezolana PDVSA, en los que se menciona a Victoria Bereciuk, entonces secretaria de Claudio Uberti, tesorero de la campaña de Cristina Fernández de Kirchner, para demostrar que Antonini había planificado el viaje a Argentina con antelación y que no fue invitado el mismo día.

También fue aceptada como evidencia la orden presuntamente dada por Antonini de ser designado como presidente de la firma Fox Delta, que mantenía en sociedad con Durán, días antes de que se produjera la captura del maletín, el 4 de agosto del 2007. Shohat asegura que la estrategia confirma el plan de Antonini para involucrar a Durán en la operación para llevarlo a juicio y quedarse con sus propiedades.

Otra prueba aceptada es la primera lista de hechos y personas que participaron en la trama del maletín, que Antonini elaboró con sus abogados y bajo la aprobación del FBI, en la que no menciona detalles importantes de su posterior testimonio en la corte, como la comunicación que mantuvo con Uzcátegui, la presunta segunda maleta con $4.2 millones, y la afirmación de que viajó espontáneamente ese día a Buenos Aires por invitación de Bereciuk.

La jueza Lenard negó a Shohat la posibilidad de argumentar que Antonini siguió un patrón de conducta y comportamiento a base de amenazas y "trampas'', para involucrar a Durán como agente del gobierno venezolano, con el fin de hacerse con el dinero y las propiedades que mantenía en sociedad con el acusado.

El abogado defensor dijo que aunque no planea traer más testigos al estrado, se reserva el derecho de volver a llamar al propio Antonini para confrontar "inconsistencias'' en sus testimonios anteriores.

La jueza estableció que los argumentos de cierre deberán ser presentados el viernes, antes de dar inicio a la etapa de las deliberaciones del jurado.

ocasto@herald.com

  Comentarios