Venezuela

Chávez insiste en que Rosales debe rendir cuentas a la Justicia

El gobernador electo del estado de Zulia, Pablo Pérez (d), y el alcalde electo de Maracaibo, Manuel Rosales (i), celebran  en Maracaibo (occidente) el triunfo obtenido en las elecciones regionales del 23 de noviembre de 2008.
El gobernador electo del estado de Zulia, Pablo Pérez (d), y el alcalde electo de Maracaibo, Manuel Rosales (i), celebran en Maracaibo (occidente) el triunfo obtenido en las elecciones regionales del 23 de noviembre de 2008.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, recordó este lunes al líder opositor y electo alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, que debe "rendir cuentas a la justicia'' y "responder'' por presuntos casos de corrupción.

Rosales es el actual gobernador del estado occidental de Zulia, cargo que entregará en las próximas semanas a su pupilo, Pedro Pérez, para asumir como nuevo alcalde de Maracaibo, la capital de esa región petrolera.

''Ese señor alcalde (electo de Maracaibo) ya no tiene fuero constitucional'', destacó Chávez, en cadena nacional obligatoria de radio y televisión, en la que resaltó la ‘‘gran victoria'' de sus candidatos en los comicios regionales y municipales de este domingo.

Argumentó que "según la Constitución, los gobernadores'' y otros altos funcionarios gozan del privilegio del "antejuicio'' en caso de ser señalados de corrupción, pero no así los alcaldes.

Durante la campaña electoral para las elecciones de este domingo, Chávez acusó a Rosales de "corrupto y narcotraficante'', y le juró "cárcel'' para que pague por sus supuestos desmanes.

''Rosales va preso'', reiteró entonces el jefe de Estado, quien ha pedido que las instituciones actúen contra el gobernador de Zulia conforme a las denuncias.

Por su parte, Rosales respondió que tendrán que matarlo para encarcelarlo, porque, dijo, "no tienen ninguna razón para hacer nada contra mí''.

Entre las denuncias oficialistas contra el líder opositor figuran la adquisición de inmuebles en Estados Unidos, así como presuntos vínculos con empresas internacionales de seguros.

La Asamblea Nacional (AN), de 167 miembros, casi todos afectos al Gobierno, citó a Rosales el pasado 14 de noviembre para que respondiera sobre esos presuntos casos de corrupción, pero el líder opositor no asistió con el argumento de que era "una emboscada''.

Chávez aseguró que él, como jefe del Estado, estaría ‘‘obligado a ir'' si lo "llama la Asamblea venezolana'' para indagar en caso de una hipotética denuncia de corrupción en su contra.

''Si aquí alguien presenta un documento (que demuestre que Chávez) compró una casa a (el presidente estadounidense, George W.) Bush en Nueva York de $2 millones'' o que "tiene una tremenda quinta que le compró al Rey de España'', y le "llama la Asamblea, estoy obligado a ir'', declaró el mandatario.

  Comentarios