Venezuela

Iglesia Católica venezolana niega relación con escape de opositor

Fotografía del 19 de enero de 2009 de la sede de la Nunciatura Apostólica en Caracas (Venezuela). El ex dirigente estudiantil venezolano Nixon Moreno dicha sede religiosa, donde se refugió hace dos años como "perseguido político", posteriormente, el Gobierno de Venezuela reclamó su "captura internacional" por delitos comunes.
Fotografía del 19 de enero de 2009 de la sede de la Nunciatura Apostólica en Caracas (Venezuela). El ex dirigente estudiantil venezolano Nixon Moreno dicha sede religiosa, donde se refugió hace dos años como "perseguido político", posteriormente, el Gobierno de Venezuela reclamó su "captura internacional" por delitos comunes. EFE

Una autoridad de la Iglesia Católica descartó el martes que la Nunciatura Apostólica pueda tener relación con la fuga del dirigente opositor Nixon Moreno, que abandonó clandestinamente el fin de semana de la sede diplomática donde estuvo refugiado por casi dos años.

El arzobispo del estado suroccidental de Mérida, Baltasar Porras, rechazó los señalamientos del diario pro oficialista Vea que denunció en su edición del martes que la Nunciatura Apostólica tiene "complicidad" en la salida de Moreno, cuyo paradero actual se desconoce.

"Vemos como antes de cualquier averiguación, hay una acusación de complicidad que indica una manipulación, sin intenciones de buscar la realidad, sino imponer una realidad que se predica a través de los órganos oficiales", dijo Porras a la televisora Globovisión.

El obispo defendió la decisión que tomó en julio del año pasado el Vaticano de otorgar asilo al dirigente opositor señalando que "Moreno buscó refugio de la Nunciatura porque temía por su vida y es evidente que estamos frente a un caso político".

"Se ha querido desde un primer momento, inculparlo, condenarlo antes de que hubiera algún tipo de juicio...cuando hay una cantidad de contradicciones en los hechos y los testigos que se han presentado", agregó.

Moreno, de 35 años, es solicitado por la justicia local por los delitos de homicidio intencional frustrado y actos lascivos contra una mujer policía que habría realizado durante una protesta estudiantil que ocurrió en la localidad suroccidental de Mérida en el año 2006. El dirigente ha rechazado los señalamientos y ha asegurado que es un "perseguido político".

Moreno se refugió el 13 de marzo del 2007 en la sede de la Nunciatura Apostólica, al norte de la capital.

La Santa Sede aprobó el 11 de junio del 2008 un asilo diplomático para Moreno por razones de "carácter humanitario", pero el gobierno venezolano se negó autorizar la salida del dirigente opositor argumentando que debía responder ante la justicia por un caso que está pendiente desde el 2006.

Los abogados de Moreno informaron en la víspera que el dirigente estudiantil abandonó la noche del 8 de marzo la sede diplomática, y que dejó una carta en la que afirmó que tomó la determinación de salir del lugar porque "mis condiciones de seguridad así lo exigen".

El ministro para Relaciones Interiores, Tareck El Aissami, dijo a la televisora estatal que las autoridades alertaron a las policías de 187 países, a través de los sistemas de Interpol, para que se procesa a la "captura internacional" de Moreno.

  Comentarios