Venezuela

Asamblea venezolana aprueba limitar poderes de gobernaciones

El diputado venezolano Ismael García, antiguo aliado y ahora opositor al gobierno de Hugo Chávez, en esta fotografía del 2008.
El diputado venezolano Ismael García, antiguo aliado y ahora opositor al gobierno de Hugo Chávez, en esta fotografía del 2008. EFE

La Asamblea Nacional aprobó el jueves una reforma a la ley de Descentralización que le da potestad al Ejecutivo para intervenir la administración de autopistas, puertos y aeropuertos manejados por las gobernaciones y que ha sido cuestionada por la oposición.

La aprobación tuvo lugar en medio de protestas de opositores que denunciaron que la regulación busca afectar a los estados que están en manos de adversarios del gobierno.

El congreso, integrada en su mayoría por aliados del presidente Hugo Chávez, aprobó el jueves, en segunda discusión la reforma y asimismo, se autorizó al gobierno central para decretar "la intervención de bienes y prestaciones de servicios de carreteras, puertos y aeropuertos, en el supuesto de deficiencia en la prestación de servicios por parte de los Estados".

El diputado oficialista Mario Isea dijo a la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) que la reforma busca "defender el derecho de acceso a los bienes públicos esenciales de todos los venezolanos".

"El Gobierno tiene la potestad y puede intervenir de manera temporal o permanente para garantizar un servicio público esencial", acotó Isea.

El diputado opositor Ismael García dijo a la prensa que lo que se pretende es "ahogar o asfixiar a aquellos espacios regionales" que son adversos al gobierno.

"Lo que se busca es confiscarles competencias (a los estados) porque se ha demostrado que mucho más allá de los errores que puedan haber cometido han tenido mucha más eficiencia que el poder central", agregó.

"El pez grande quiere comerse al más pequeño", dijo el gobernador opositor del estado central de Miranda, Henrique Capriles, al señalar a la cadena Unión Radio que con esta nueva regulación la administración de Chávez lo que busca es someter bajo su control a los gobiernos centrales.

El economista Abelardo Daza dijo a la AP que el eventual retiro de la administración de las autopistas, puertos y aeropuertos a las gobernaciones "en el fondo de lo que se trata es de restar los ingresos a las regiones y alcaldías. ¿Por qué se hace eso en el fondo?. Porque se intenta minimizar la competencia política", agregó Daza.

En los comicios regionales del pasado 23 de noviembre los candidatos aliados a Chávez lograron 17 de las 23 gobernaciones del país, mientras que la oposición obtuvo los cinco mayores estados, y cinco de las seis alcaldías de la capital.

Desde finales del año pasado el gobierno de Chávez comenzó a emitir una serie de decretos para retirarle las competencias de los gobernadores opositores en hospitales, aeropuertos, y autopistas, y limitar así sus gestiones.

La oposición ha denunciado que Chávez y sus aliados buscan "boicotear" a los gobiernos opositores para evitar que se conviertan en una fuerza política importante.

Durante la década de los 90 se inició en Venezuela un proceso de descentralización que le permitió a los gobiernos regionales asumir el manejo de autopistas, puertos, y aeropuertos, así como la creación de impuestos para lograr la independencia del Ejecutivo.

  Comentarios