Venezuela

Oposición venezolana denuncia en la OEA 'golpe de Estado sistemático' de Chávez

El partido opositor venezolano Alianza Bravo Pueblo (ABP) denunció en la oficina de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Caracas lo que definió como "golpe de Estado sistemático'' del presidente del país, Hugo Chávez.

''Denunciamos a Chávez por intentar generar zozobra con este golpe de Estado sistemático a la Constitución y a la soberanía popular, al desconocer competencias'' de alcaldes y gobernadores elegidos en las elecciones municipales y regionales del pasado 23 de noviembre, dijo a los periodistas Oscar Pérez, dirigente de ABP.

La supuesta violación a la Constitución se produjo con la reforma de la Ley de Descentralización, que entró en vigor, que faculta al Ejecutivo a despojar el control de los gobiernos regionales de carreteras, puertos y aeropuertos, algo que el gobierno, a través de los militares, comenzó a ejecutar el pasado fin de semana.

''A golpe y porrazo, dándole una patada a la mesa, sin esperar siquiera que se sancionara esta inconstitucional reforma, el gobierno asumió el control de facto'' de esas instalaciones en zonas cuyas autoridades "no son afectas a la gestión de Chávez'', remarcó Pérez, tras entregar la denuncia a los representantes de la OEA.

Chávez "está provocando la confrontación entre venezolanos'', por lo que sus opositores pidieron a los representantes de la OEA en Venezuela "que interpongan sus buenos oficios ante el secretario general (el chileno José Miguel Insulza) para que active todos los mecanismos necesarios de diálogo y resolución de conflictos'', añadió Pérez.

La intervención de la OEA evitará "que en Venezuela se reediten situaciones muy tristes como las de 2002 y 2004'', sostuvo en alusión al golpe de Estado que derrocó a Chávez durante dos días en abril de 2002 y posteriores acciones de fuerzas de sus opositores.

Previamente, el opositor alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma, aseguró que, además de acudir a la OEA, la oposición activará recursos de denuncias ante organismos jurisdiccionales del país e intentará convocar un referendo sobre la decisión tomada.

El alcalde alegó que el problema no es que la reforma permite al gobierno el control de vías de comunicación, sino ‘‘hasta dónde se respeta las decisiones del pueblo'', que ya rechazó este punto en el referendo celebrado a instancias de Chávez a finales de 2007, a través del cual intentó ese y otros cambios a la Carta Magna.

''¿De qué sirven todas las elecciones si luego no se respetan los resultados?", se preguntó Ledezma esgrimiendo en la mano un ejemplar de la Constitución de 1999 a la que, remarcó, se le ha dado "otro arponazo más''.

Ledezma coincidió en que Chávez ha dado "un golpe de Estado no clásico'' y tachó de "arbitrariedad'' y ‘‘desfachatez'' sus amenazas de usar también la fuerza armada contra los alcaldes y gobernadores que han manifestado su oposición a la reforma aprobada el pasado jueves por la unicameral Asamblea Nacional, de mayoría chavista.

  Comentarios