Venezuela

Entra en vigor criticada centralización del poder

Chávez anunció el domingo la toma de puertos y aeropuertos.
Chávez anunció el domingo la toma de puertos y aeropuertos. EFE

La reforma a la Ley de Descentralización entró en vigor el miércoles en Venezuela, lo que permitirá al gobierno central retomar el control de los puertos, aeropuertos y vías de comunicación que considere de interés nacional, y recortará las potestades regionales.

La reforma, aprobada por la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, quedó vigente tras su publicación el miércoles en la Gaceta Oficial, después de que el presidente venezolano, Hugo Chávez, firmara el martes el correspondiente texto.

Según Chávez, esta reforma impediría que "la República se desmembre'' y que los gobiernos regionales se conviertan en "republiquitas'' autónomas dentro del Estado.

Los activos más destacados cuya administración podrá volver al gobierno central son los puertos y aeropuertos de los estados de Carabobo y Zulia, ambos gobernados por la oposición.

El retorno del control de esas instalaciones al poder Ejecutivo no es automático y deberá obtener la aprobación de la Asamblea Nacional previa solicitud singularizada de cada una de ellas.

En las regiones con gobernadores pro gubernamentales no se prevé ningún conflicto de competencia.

Pero el opositor alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma, aseguró el miércoles que emprenderán acciones legales contra la reforma de la Ley de Descentralización, porque ya fue rechazada en el referendo de diciembre del 2007.

Ledezma anunció en un encuentro con la prensa extranjera que denunciarán el proceso ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y otras instituciones internacionales.

Además, dijo que activarán recursos de denuncias ante los organismos jurisdiccionales del país y que no descartan intentar convocar un referendo sobre la decisión tomada.

El alcalde alegó que el problema no es que la reforma permite al Gobierno retomar el control de puertos, aeropuertos y vías de comunicación "de interés nacional'', sino "hasta dónde se respetan las decisiones del pueblo'', que ya rechazó este punto dentro del paquete de medidas sometidas a consulta popular a finales de 2007.

"¿De qué sirven todas las elecciones si luego no se respetan los resultados?", se preguntó, esgrimiendo en la mano un ejemplar de la Constitución de 1999 a la que, señaló, se le ha dado ‘‘otro arponazo más''.

"El Presidente vuelve a plantearlo ahora y lo impone por la vía de la reforma de la ley'', añadió Ledezma, para quien esto demuestra que "aquí se está desarrollando el propio autoritarismo'' mediante "un golpe de Estado no clásico'' que "se ampara supuestamente en las leyes de la República''.

El gobernador opositor del Zulia, Pablo Pérez, reconoció por su parte que la seguridad de los puertos y aeropuertos ha correspondido tradicionalmente a la Guardia Nacional, mientras que la tarea de los gobiernos regionales ha sido "administrar el servicio, que es otra cosa''.

Uno de los principales argumentos utilizados por el oficialismo para respaldar la reforma es que en los puertos y aeropuertos bajo administración opositora se instalaron "mafias'' que potenciaron "el contrabando, el narcotráfico y la corrupción''.

En respuesta, el gobernador de Zulia aseguró que las últimas embarcaciones venezolanas con droga detenidas en alta mar por las autoridades españolas y holandesas zarparon del puerto de La Guaira, bajo control oficial.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios